sábado, 23 de julio de 2011

“Nos apartamos del Consenso de Washington y nos fue muy bien”


Cristina destacó que junto con China, la Argentina  es el país que más estímulos fiscales a la producción nacional otorga en  el mundo. Además, destacó la fuerte impronta industrial del crecimiento  económico.
           La presidenta defendió ayer una vez más el  cambio de paradigma económico iniciado en 2003 con la llegada a la Casa  Rosada del ex presidente Néstor Kirchner y que ha permitido “el  crecimiento de manera ininterrumpida y además de forma inédita en los  últimos ocho años”. En el acto por el 157º aniversario de la Bolsa de  Comercio de Buenos Aires, Cristina Fernández repasó algunos números que  ratifican la robustez de la economía argentina en momentos en que Europa  y los Estados Unidos cargan con dureza contra calificadoras de riesgo  como Moody’s y Fitch.“Hay un sustancial crecimiento en el volumen de  negocios de esta tradicional casa”, dijo la presidenta, tras lo cual  explicó que “no puede ser de otra manera porque la economía argentina ha  crecido desde 2003. Comparando el primer semestre de 2010 con el de  este año, el crecimiento en el volumen de negocios fue de 138% en pesos y  de 127% en dólares, lo que los pone entre las primeras Bolsas del  mundo”.Hasta 2003, el paradigma de crecimiento estaba atado a una  matriz de acumulación financiera, y la mandataria señalo que “a partir  de ahí se pasa a una acumulación económica que se basa en la  industrialización y producción y ese es el cambio de paradigma”, y  agregó que “hay que convencer a los argentinos de no apostar al dólar,  sino a las empresas radicadas en el país.”Explicó además que el  proceso de industrialización supuso no pocas críticas desde los grandes  centros financieros internacionales. “Nos hemos apartado del manual del  Consenso de Washington y nos fue muy bien”, dijo Cristina, y destacó que  “la Argentina planteó un paradigma y un modelo contra la corriente  imperante”, y a pesar de eso “no muchos países pueden exhibir el balance  de pagos y el PBI que tiene la Argentina, muchos tampoco pueden exhibir  el nivel de salarios” que tiene hoy el país.En el acto, del que  también participaron el gobernador de la provincia de Buenos Aires,  Daniel Scioli; el ministro de Economía Amado Boudou y sus pares de  Trabajo e Industria, Carlos Tomada y Débora Giorgi, y la presidenta del  Banco Central, Mercedes Marcó del Pont, Cristina dio cuenta de este  camino de incentivos a la inversión productiva dando a conocer los  proyectos en el país de dos nuevas empresas multinacionales.En este  sentido, destacó que  a partir del próximo año el 70% de la producción  de Hewlett Packard se realizará en el país. Asimismo, adelantó que  Blackberry invertirá 24 millones de dólares en Tierra del Fuego. “Esto  permitirá sustituir importaciones por más de 200 millones de dólares y  generar trabajo argentino.” “Todo esto no es casualidad, –explicó–  China y la Argentina son los dos países del mundo que más estímulos  fiscales dieron a la producción. Al mismo tiempo la Argentina, según la  CEPAL, crecerá más del 8% este año pero con una particularidad, siendo  el único país de América Latina que “no reprimarizó sus exportaciones.”  En este sentido destacó la estatización de las AFJP como un instrumento  vital para incentivar la producción al tiempo que profundizó la  inclusión social.

Fuente: Tiempo Argentino