domingo, 18 de septiembre de 2011

2016: el apocalipsis del CD

Para los más conocedores de la industria, dentro de cinco años habrá desaparecido ese formato. Está condenado por las nuevas tecnologías. Al fin y al cabo, el compac disc hizo lo mismo con el vinilo y el cassette.

 

Ya está, se terminó. De la misma forma que ocurrió con el disco de vinilo, los magazines, o los gloriosos cassettes, el inmortal formato cd ya tiene fecha de defunción a manos de las nuevas tecnologías y formatos digitales.
Simon Fox, gerente de His Master Voice (HMV), la tienda de discos más antigua del mundo y la cadena más importante de venta de música de Gran Bretaña, pronosticó con exactitud que el disco compacto desaparecerá en 5 años.
Esta declaración se suma a una lista de comentarios parecidos que han ofrecido otros empresarios y conocedores del rubro.
Fox estimó que el mercado del CD tendría un valor aproximado de solamente 300 millones de libras (u$s 475 millones) en el 2014, bastante por debajo de los 900 millones libras (u$s 1425 millones) del año pasado.
"Para el año 2016, los cds desaparecerán de las estanterías de HMV", dijo el profesional al diario británico The Sun.
El CD alcanzó su pico del mercado en 2004, pero desde entonces ha enfrentado la competencia de las descargas digitales.
En un intento por superar graves problemas económicos, HMV tuvo que cerrar 20 tiendas y reenfocar sus ventas con un 25% de sus acciones que ahora consisten en productos de tecnología como reproductores de MP3, auriculares, y videogames.
El disco compacto fue creado por el holandés Kees Schouhamer Immink, de Philips, y el japonés Toshitada Doi, de Sony, en 1979. Al año siguiente, Sony y Philips comenzaron a distribuirlos, pero las ventas no tuvieron éxito por la depresión económica de aquella época. Entonces decidieron abarcar el mercado de la música clásica.
En 1981, el director de orquesta Herbert Von Karajan convencido del valor del nuevo formato, lo promovió durante el Festival de Salzburgo, y desde ese momento empezó su éxito. Los primeros títulos grabados en CD en Europa fueron la Sinfonía Alpina, de Richard Strauss, los valses de Frédéric Chopin interpretados por el pianista chileno Claudio Arrau; y el álbum The Visitors, de ABBA.
En 1983 se produciría el primer disco compacto en EE.UU. producido por CBS (hoy Sony Music) siendo el primer título un álbum de Billy Joel. 

Fuente: Diario Uno