sábado, 24 de septiembre de 2011

El analfabetismo descendió al 1,9% (Se armó el debate)

Datos revelados en el último censo. En 1991 el índice era del 2,6%. Sileoni lo atribuyó al programa Encuentro y al crecimiento de la matrícula en la primaria.

La tasa de analfabetismo en la Argentina descendió siete puntos y está debajo del 2%, según destacó ayer el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, en el marco del Día Internacional de la Alfabetización.
El dato surge del último Censo Nacional de Población que comparado con los del mismo relevamiento de 1991 y 2001 evidencia una caída del índice de un 2,6 a un 1,9% en la última década. “Ha bajado la tasa en las provincias más críticas en este tema, que son las del noreste argentino: Formosa, Corrientes, Misiones, junto con Santiago del Estero, que descendieron un 2%. Y Chaco, que era la provincia con más alta tasa de analfabetismo en 2001, bajó al 5,5%”, subrayó el titular del Palacio Pizzurno durante la presentación acompañado de la viceministra de Educación, María Inés Vollmer; el jefe de Gabinete, Jaime Perczyk; el subsecretario de Planeamiento Educativo, Eduardo Aragundi; la directora de Educación de Jóvenes y Adultos de la cartera educativa, Delia Mendez, y alfabetizadores.
“Es una muy buena noticia que hayamos perforado el límite del 2% del analfabetismo. Y hay varias razones que lo explican: ha crecido mucho la matrícula de la educación primaria de adultos y fundamentalmente nuestro programa de alfabetización Encuentro, que lanzó el ex presidente Néstor Kirchner en 2004, junto a otras estrategias más focalizadas que desarrollamos e impactan también”, agregó Sileoni.
Según Sileoni, “nos queda llegar al núcleo duro final, que siempre es el más difícil, el de las comunidades de pueblos originarios y las personas de mucha edad. Y mientras haya un analfabeto tenemos que seguir redoblando los esfuerzos. Pero la gran noticia es que las cifras empiezan a reflejar los resultados de la importante inversión en materia educativa. No es lo mismo pasar de la primaria a la secundaria, que la distinción entre saber o no saber escribir y leer. Esa es la diferencia entre la vida y la muerte.”


Pregunto luego de leer la nota: ustedes que son alumnos de la escuela (más allá de privada o pública) ¿ven como el ministro Sileoni la situación? (Espero comentarios aquí y en clase)