lunes, 30 de julio de 2012

En un hecho inédito, se derritió casi por completo el hielo que cubre a Groenlandia

El hielo en Groenlandia el 8 de julio de 2012 (izq) y cerca de un 40 por ciento de ese hielo desaparecido el 12 de julio de 2012 (dcha)
Según las observaciones satelitales, durante varios días de julio desapareció en el 97% de la superficie de la isla. El fenómeno ocurre siempre en verano, pero no hay registros de que alguna vez haya tenido esta magnitud.
El hielo que cubre habitualmente Groenlandia llegó a desaparecer casi por completo de su superficie durante varios días de este mes de julio, en un hecho inédito desde que se iniciaron observaciones satelitales de la zona, hace treinta años.
Según informó la Agencia Espacial Estadounidense (NASA) en un comunicado, el fenómeno se comprobó en varias fotografías vía satélite que fueron comparadas con otras tomadas en el mismo mes de años anteriores.
Durante el verano boreal, casi la mitad de la capa de hielo que cubre la isla se derrite como consecuencia de las temperaturas, pero este año, según la NASA, el hielo se ha fundido "dramáticamente" y el hielo desapareció del 97% de la superficie de la isla, en un fenómeno que afectó desde las capas más finas de la costa hasta las más gruesas del interior, donde el hielo alcanza los dos kilómetros de profundidad.
La NASA agrega que el deshielo "se extendió rápidamente" y mientras el 8 de julio los satélites mostraban que afectaba a alrededor del 40 por ciento de la superficie, cuatro días después el 97 por ciento de la superficie se había derretido.
Los investigadores aún no han podido determinar cómo afectará este deshielo masivo a la subida del nivel del mar y a la pérdida de masa de agua de la isla.
Este es el segundo fenómeno anormal ocurrido en la isla en las últimas semanas, después de que un iceberg de proporciones mayores a las habituales se separara del glaciar Petermann y quedara a la deriva.
Para Tom Wagner, director del programa de la criosfera de la NASA, las observaciones vía satélite de estos hechos extraordinarios pueden ayudar a comprender si algo está cambiando en Groenlandia y si tiene alguna relación con el cambio climático.
(Fuente: EFE)
Fuente: Clarín  
Debo agradecer el aporte realizado por Tomás Cussa de 6º secundaria.

martes, 17 de julio de 2012

Evaluaciones

En la solapa de cada curso informaré cuando tenga las evaluaciones correspondientes corregidas así - si les interesa - me envían un mail y les respondo con la nota. Solamente respondo con la nota a quien envíe el mail.

sábado, 7 de julio de 2012

Crecen las "obamaville" en EE.UU.

Uno de los asentamientos donde se refugian quienes han perdido todo / Foto: El Tiempo
Las "obamaville" son las nuevas villas miseria en Estados Unidos, asentamientos donde se refugian las familias que han perdido todo debido a la profunda crisis ecónomica que golpea duramente a los llamados "países desarrollados".


Las crisis económicas profundas que afectan las bases mismas de las economías nacionales parecían ser patrimonio, hasta una década atrás, de países como los latinoamericanos o de los llamados en vías de desarrollo.
Ahora, cuando esos mismos países antes afectados están a refugio gracias a políticas económicas que impulsan el desarrollo humano de las mayorías, es “el primer mundo” donde la crisis hace sentir sus efectos devastadores.
En Estados Unidos, panacea del libre comercio y antiguo propulsor del capitalismo mundial, las acá llamadas villas miseria crecen al calor de las decenas de familias norteamericanas que han perdido el trabajo e, incluso, todo.
Según el informe publicado por El Tiempo, Marylin Berenzweig era la envidia de muchos: trabajaba como diseñadora textil, lo que le permitía alquilar un cómodo apartamento en Nueva York y y darse la gran vida junto a Mike, un programador de radio con el que ha estado casada por 40 años.
Pero las cosas dieron un giro de 180 grados a comienzos de 2008, cuando ambos perdieron sus trabajos debido a la crisis económica que sacudió con mayor agudeza a Estados Unidos ese año. Sin casa y sin familiares a quienes recurrir, fueron dando tumbos hasta llegar a Lakewood, un pequeño poblado en Nueva Jersey.
Allí, en la mitad de un espeso bosque, Marylin y su esposo armaron su nueva residencia: dos tiendas de acampar y un toldo que protege el viejo piano que Mike se rehusó a dejar cuando salieron huyendo de Nueva York… "Es triste llegar al final de la vida en estas circunstancias -dice Marylin, sin ocultar su amargura-. Uno no se imagina que algo así le pueda pasar. Y menos en un país con tanta riqueza. Pero aquí estamos. Somos la prueba de que le puede pasar a cualquiera".
Ellos y otras 80 personas conforman lo que se conoce como la “tent city” (ciudad carpa) de Lakewood. Según estadísticas no oficiales, en Estados Unidos hay al menos 55 de estos campamentos, en los que viven unas 5.000 personas.
"Es un fenómeno tan reciente que no hay cómo medirlo. Lo que sí sabemos es que cerca de cada gran ciudad del país hay una o varias de estas villas. Es un problema en expansión", sostiene Michael Stoops, de la Coalición Nacional para los 'sin casa'.
De hecho, ya hay quienes las comparan con las 'Hoovervilles', las ciudades miseria que emergieron en Estados Unidos en los años 30, como consecuencia de la Gran Depresión, y que tomaron su nombre del apellido del presidente Herbert Hoover. A las de hoy, de menor escala, ya les dicen 'Obamavilles'.
Además, se sabe que el número de personas 'sin techo' aumentó 20% en cuatro años. En EE. UU., según la Oficina del Censo, hay 47 millones de personas (el 15 por ciento de la población) por debajo del límite de pobreza, la cifra más alta en 50 años.
De ellos, 700 mil son 'homeless', o sea que no tienen techo. La cifra ha crecido 20 por ciento en 4 años. Y para rematar, el desempleo marcó 8,3 por ciento en enero. Aunque es más bajo que el tope registrado en el clímax de la crisis económica (9,9 por ciento a finales del 2009), es muy elevado frente al promedio histórico, que se sitúa entre 5 y 6 por ciento en las últimas tres décadas.
El 'Obamaville' –como suelen llamar a estos asentamientos– más grande está en el centro de Florida, cerca de Disney World. Se llama Pinellas Hope y alberga a casi 300 personas.
También hay asentamientos populosos en Seattle (Washington), Óregon; Sacramento y San Diego, (California), Reno (Nevada), Sierra Vista (Arizona), St. Petersburgo (Florida), Huntsville (Alabama), Athens (Georgia), Nashville y Chattanooga (Tennessee), Columbus (Ohio), Ann Arbor (Michigan), Providence (Rhode Island) y Lowell (Massachusetts).

Ver más fotos aquí

martes, 3 de julio de 2012

En la Puna, un ecosistema único en el mundo

La investigadora María Eugenia Farías bucea en un ojo de agua a 3600 msnm.
Son estromatolitos: microbios y bacterias como los que había en la Tierra hace 3.500 millones de años. (publicado 04/09/09)

Para cualquier persona pueden ser formaciones salinas, a la vera de increíbles lagunas turquesas en medio de la Puna salteña, a 4.000 metros de altura. Para los científicos de Tucumán que los descubrieron, son fósiles vivientes en un ecosistema único: microbios y bacterias que forman rocas orgánicas, como las que poblaban la Tierra hace 3.500 millones de años.
El Laboratorio de Investigaciones Microbiológicas de Lagunas Andinas (LIMLA) del CCT Tucumán-PROIMI, que depende del Conicet, inició su tarea hace seis años, para estudiar los microorganismos en ecosistemas extremos de la Puna: lagunas, humedales y salares. Son bacterias, por ejemplo, que soportan una altísima radiación solar ultravioleta; que se desarrollan en ambientes de gran salinidad; que viven en medio del arsénico.
Muchas de esas condiciones se daban hace 3.500 millones de años en el planeta. Y como las lagunas y ojos de mar de la Puna conservan características similares, el equipo de la doctora María Eugenia Farías, directora del LIMLA, comenzó a "rastrillarlos" en busca de ecosistemas arcaicos.
Los encontró en la laguna Socompa, a 4.000 metros sobre el nivel del mar, y en los seis ojos de mar cercanos al pueblito de Tolar Grande, a unos 3.600 metros, ambos en Salta. Se trata de estromatolitos, agrupaciones de microorganismos con algas, vinculadas a formaciones calcáreas, que permitieron cambiar la atmósfera de la Tierra.
"Las algas se encargan de producir fotosíntesis, y las otras bacterias reciclan los nutrientes minerales -explica Farías-. Como la vida, al inicio del planeta, era muy difícil, porque no había oxígeno ni capa de ozono, estos tipos diferentes de bacterias formaron colonias, comenzaron a captar el dióxido de carbono y a transformarlo en oxígeno. Al haber oxígeno se formó la capa de ozono y la vida se tornó aeróbica. A partir de eso empezó a evolucionar y diversificarse la vida".
A medida que la Tierra se volvió más estable, los estromatolitos fueron desapareciendo. "Todos son fósiles: forman montañas, por todos lados -los hay en el Valle de la Luna-; son como piedras con capas", describe la bióloga. En muy pocos lugares del mundo existen estromatolitos vivos, por lo general en ambientes marinos o salados: Yellowstone (EE. UU.), Australia, México, Chile (salar de Llamara, cerca de Iquique).
Esta es la primera vez que se encuentran estromatolitos vivos en altura. "Se dieron condiciones muy parecidas a la Tierra primitiva como para que vuelvan a aparecer: bajo aporte de nutrientes, ambiente desértico, mucha sal, alta radiación UV, y la presencia de carbonato de calcio, para que se formen las piedras", precisa Farías.
Este descubrimiento abre una puerta al estudio de la vida en otros planetas: "Si se piensa que en Marte hubo algún tipo de vida, el lugar más parecido en la Tierra es el desierto de Atacama y la Puna", observa la científica. De hecho, el Departamento de Astrobiología de la NASA ha invitado al LIMLA a trabajar en conjunto.
Si bien los integrantes del equipo han hecho varias publicaciones, esta vez los primeros en enterarse fueron los 140 habitantes de Tolar Grande. Antes de la expedición de febrero, Farías se lo comunicó al intendente y al cacique, y realizaron la correspondiente ofrenda a la Pachamama. Tras el hallazgo, los científicos se lo comunicaron al pueblo y, de inmediato, a las autoridades salteñas, para pedirles que protejan estos ecosistemas.
Seis horas de viaje hay hasta Tolar Grande y tres más hasta Socompa, en medio de paisajes magníficos. Farías aspira a que el hecho de conocer que allí existen ecosistemas primitivos le da un valor agregado al potencial turístico, a ser aprovechado por los lugareños, quienes deberían ser formados como guías. Esas magníficas lagunas tienen otro atractivo: la bióloga nunca imaginó que su bautismo de buceo en el Arrecife de Coral, siendo turista, le serviría para sumergirse -trabajosamente, a causa de la sal- en un ojo de mar a 3.600 metros de altura.

Fuente: Clarín

domingo, 1 de julio de 2012

50 Años de la creación del Ente Provincial del Río Colorado

Vides en 25 de Mayo

El aprovechamiento integral del Río Colorado en el desierto pampeano logrado por el EPRC en este medio siglo, permitió que inversores privados colocaran a La Pampa en lugares de fama por la elaboración de excelentes vinos, como los de 25 de Mayo y Gobernador Duval. Ahora podría sumarse Casa de Piedra, con una de las bodegas más importantes del país.
El 28 de junio, el Ente Provincial del Río Colorado cumplió 50 años desde su creación en 1962.
Hoy están bajo su control cuatro sistemas de aprovechamiento agrícola: El Sauzal, Planicie Curacó, Valle de Prado y Bajo de los Baguales y un sistema de aprovechamiento múltiple, el de 25 de Mayo.
El 28 de junio de 1962 y por Decreto 21/62, fue creado el «Ente Provincial del Río Colorado» como organismo autárquico con capacidad de derecho público y privado, siendo su objetivo «...la promoción y aprovechamiento integral y acelerado del Río Colorado en jurisdicción de esta provincia, comprendida en su zona de influencia, en los aspectos tecnológicos, económicos y sociales».
Funcionó con esa denominación hasta el año 1966. Por Decreto Acuerdo 775/66 se intervino el Organismo y por Ley 441 del mismo año se lo denominó Secretaría de Planificación y Desarrollo de la Cuenca del Río Colorado, hasta que el 25 de septiembre de 1968, y por Ley 482, la entidad tomó el nombre de Administración Provincial del Río Colorado.
En diciembre de 1973 caducó la administración, y por Ley 490 se devolvió al Organismo el nombre original.
El 20 de abril de 1976 se disolvió el Directorio y, a partir de ese momento, el Organismo quedó a cargo de Intervenciones, reimplantándose el sistema de Directorio en noviembre de 1982.
Finalizada la etapa de transición -82/83-, la normalización definitiva se concretó con el advenimiento del sistema democrático, en diciembre de 1983 hasta hoy.

25 de Mayo, La Pampa

«Mucha agua ha corrido debajo del puente» diría la frase popular y nunca sería tan bien aplicada.
En este último tiempo el Organismo fue evolucionando y adaptándose a otra realidad.
La principal transformación fue la apertura a la colonización privada, que dió paso a grandes emprendimientos que hoy se encuentran en la zona y que permite que inversores extranjeros puedan incorporarse a la producción en el Area Bajo Riego de La Pampa, en distintos sectores que acompañan el recorrido del Río Colorado.
Hoy hay grandes inversiones en forraje de alfalfa y en viñedos principalmente y se auguran más.

25 de Mayo, La Pampa

Desde su creación, el Ente Provincial del Río Colorado (EPRC), ha desarrollado un exhaustivo trabajo para transformar tierras improductivas en uno de los sectores de mayor interés de la provincia.
Donde hace poco la trama del desierto no hacía previsible la prosperidad de ningún esfuerzo, merced al aprovechamiento del río y las más modernas tecnologías aplicadas, el Area Bajo Riego de La Pampa que abarca Colonia Chica y 25 de Mayo, Casa de Piedra, Gobernador Duval y La Adela, hasta el punto sureste más extremo del mapa provincial, permite ver una excepcional comarca forrajera de alfalfa, junto a todo tipo de cereales, hortícolas, frutales y forestación, que acompañan una plantación de vides de primer nivel que ya dan la vuelta al mundo. La visión de la mejor utilización del agua en el Sur de La Pampa hace casi medio centenar de años, comenzó a tener resultados notables iniciado el Siglo XXI.
Recientemente, un proyecto de vieja data, como la Unidad Extensiva y Desarrollo Territorial del INTA, ha tomado forma definitiva, definiendo que el gobierno pampeano construirá un edifico de dos plantas, con tres laboratorios y oficinas, que estará ubicado físicamente en el mismo espacio donde esta instalada la sede del EPRC.
Otra novedad reciente, es que podría sumarse a la serie de bodegas vitivinícolas pampeanas existentes en el margen izquierdo del Río Colorado, la firma “Catena Zapata”, de reconocida trayectoria, que mira con buenos ojos la zona de Casa de Piedra.