sábado, 7 de julio de 2012

Crecen las "obamaville" en EE.UU.

Uno de los asentamientos donde se refugian quienes han perdido todo / Foto: El Tiempo
Las "obamaville" son las nuevas villas miseria en Estados Unidos, asentamientos donde se refugian las familias que han perdido todo debido a la profunda crisis ecónomica que golpea duramente a los llamados "países desarrollados".


Las crisis económicas profundas que afectan las bases mismas de las economías nacionales parecían ser patrimonio, hasta una década atrás, de países como los latinoamericanos o de los llamados en vías de desarrollo.
Ahora, cuando esos mismos países antes afectados están a refugio gracias a políticas económicas que impulsan el desarrollo humano de las mayorías, es “el primer mundo” donde la crisis hace sentir sus efectos devastadores.
En Estados Unidos, panacea del libre comercio y antiguo propulsor del capitalismo mundial, las acá llamadas villas miseria crecen al calor de las decenas de familias norteamericanas que han perdido el trabajo e, incluso, todo.
Según el informe publicado por El Tiempo, Marylin Berenzweig era la envidia de muchos: trabajaba como diseñadora textil, lo que le permitía alquilar un cómodo apartamento en Nueva York y y darse la gran vida junto a Mike, un programador de radio con el que ha estado casada por 40 años.
Pero las cosas dieron un giro de 180 grados a comienzos de 2008, cuando ambos perdieron sus trabajos debido a la crisis económica que sacudió con mayor agudeza a Estados Unidos ese año. Sin casa y sin familiares a quienes recurrir, fueron dando tumbos hasta llegar a Lakewood, un pequeño poblado en Nueva Jersey.
Allí, en la mitad de un espeso bosque, Marylin y su esposo armaron su nueva residencia: dos tiendas de acampar y un toldo que protege el viejo piano que Mike se rehusó a dejar cuando salieron huyendo de Nueva York… "Es triste llegar al final de la vida en estas circunstancias -dice Marylin, sin ocultar su amargura-. Uno no se imagina que algo así le pueda pasar. Y menos en un país con tanta riqueza. Pero aquí estamos. Somos la prueba de que le puede pasar a cualquiera".
Ellos y otras 80 personas conforman lo que se conoce como la “tent city” (ciudad carpa) de Lakewood. Según estadísticas no oficiales, en Estados Unidos hay al menos 55 de estos campamentos, en los que viven unas 5.000 personas.
"Es un fenómeno tan reciente que no hay cómo medirlo. Lo que sí sabemos es que cerca de cada gran ciudad del país hay una o varias de estas villas. Es un problema en expansión", sostiene Michael Stoops, de la Coalición Nacional para los 'sin casa'.
De hecho, ya hay quienes las comparan con las 'Hoovervilles', las ciudades miseria que emergieron en Estados Unidos en los años 30, como consecuencia de la Gran Depresión, y que tomaron su nombre del apellido del presidente Herbert Hoover. A las de hoy, de menor escala, ya les dicen 'Obamavilles'.
Además, se sabe que el número de personas 'sin techo' aumentó 20% en cuatro años. En EE. UU., según la Oficina del Censo, hay 47 millones de personas (el 15 por ciento de la población) por debajo del límite de pobreza, la cifra más alta en 50 años.
De ellos, 700 mil son 'homeless', o sea que no tienen techo. La cifra ha crecido 20 por ciento en 4 años. Y para rematar, el desempleo marcó 8,3 por ciento en enero. Aunque es más bajo que el tope registrado en el clímax de la crisis económica (9,9 por ciento a finales del 2009), es muy elevado frente al promedio histórico, que se sitúa entre 5 y 6 por ciento en las últimas tres décadas.
El 'Obamaville' –como suelen llamar a estos asentamientos– más grande está en el centro de Florida, cerca de Disney World. Se llama Pinellas Hope y alberga a casi 300 personas.
También hay asentamientos populosos en Seattle (Washington), Óregon; Sacramento y San Diego, (California), Reno (Nevada), Sierra Vista (Arizona), St. Petersburgo (Florida), Huntsville (Alabama), Athens (Georgia), Nashville y Chattanooga (Tennessee), Columbus (Ohio), Ann Arbor (Michigan), Providence (Rhode Island) y Lowell (Massachusetts).

Ver más fotos aquí