jueves, 30 de agosto de 2012

América Latina: no es la democracia, es su calidad

Por Otto Granados (Director del Instituto de Administración Pública del Tecnológico de Monterrey)

En América Latina ya no es suficiente una mera arquitectura electoral robusta sino que es indispensable dotarse de políticas públicas efectivas, mayor nivel de consenso y legitimidad y una ciudadanía de alta intensidad.



 Con humor algo macabro, Moisés Naím escribió hace tiempo: “En 2003, América Latina tuvo otro año normal: el crecimiento económico fue bajo; la inestabilidad, alta; la pobreza, generalizada; la desigualdad, profunda, y la política, feroz. En otras palabras: nada nuevo”. Casi una década más tarde, por fortuna, el panorama regional parece menos pesimista y el desafío ya no es, por regla general, la normalidad electoral, sino alcanzar una democracia gobernable, sostenible y de calidad.
En efecto, en los últimos años, visiblemente tras la crisis financiera internacional de 2008-2009, América Latina ha mostrado un desempeño mucho mejor que en su larga historia de inestabilidad económica, gracias, entre otras cosas, a la adopción de políticas fiscales y monetarias prudentes, y a la corrección de algunos de los problemas estructurales típicos durante los años setenta y ochenta.
Al mismo tiempo, salvo episodios como la ruptura del orden constitucional en Paraguay; las viejas interrogantes sobre la transición en Cuba; la violencia y la fragilidad institucional, en México y Centroamérica, en materia de seguridad pública, o las graves dudas acerca del funcionamiento democrático en Venezuela, la región vive una etapa de elecciones libres, imparciales y competitivas, y un respeto al menos básico al marco de libertades civiles y políticas.
Finalmente, a pesar de que subsisten los niveles endémicos de pobreza y mala distribución del ingreso, en la década pasada la región experimentó un giro distributivo positivo, debido al crecimiento provocado por el sector externo, la mejor calificación relativa de la mano de obra y las políticas de combate a la pobreza. Entre 2000 y 2010, por ejemplo, la desigualdad ha disminuido en 13 de los 17 países para los cuales se tiene información en América Latina; el ingreso promedio de los latinoamericanos ha aumentado un 30%; la proporción del consumo nacional que recibe el 20% de los hogares más pobres ha crecido en la mayoría de los países y unos 73 millones de personas salieron de la pobreza.
Sin embargo, sin demeritar esos logros, o quizá porque ellos han colocado el listón más alto, América Latina y el Caribe afrontan problemas de nuevo tipo que pueden tener una incidencia directa no sobre la democracia formal sino sobre su calidad; no sobre la consolidación de los regímenes políticos sino sobre la indiferencia ciudadana por algunos de ellos; no sobre la reducción de la pobreza sino sobre la incapacidad de reducir la desigualdad e integrar a la población pobre al consumo y el empleo calificado, y no sobre la estabilidad macroeconómica sino sobre el crecimiento insuficiente, improductivo y de baja competitividad.

La región vive una etapa de elecciones libres, imparciales y competitivas y un respeto a las libertades
Con diversas modalidades, acentos y enfoques, hay nuevos retos. Si en los años setenta la respuesta fácil era democratizar y, en los años ochenta y noventa, hacer las reformas macroeconómicas, modernizar el mercado y la apertura comercial, ahora no hay respuestas fáciles para los mayores desafíos de la región: afianzar e incrementar la calidad de la democracia y la gobernabilidad; disminuir los niveles de pobreza y desigualdad, y combinar y consolidar las diversas reformas para asegurar la inclusión social y una menor inequidad.
Hay un acuerdo muy extendido en que en la región se observan signos de estancamiento económico, de disfuncionalidad institucional y de reorientación de las prioridades que han producido tanto escepticismo, desencanto e incluso oposición hacia las reformas pasadas como confusión e incertidumbre respecto del diseño político hacia el futuro.
La euforia inicial que generó el retorno de la democracia en algunas naciones, su perfeccionamiento en otras, o su establecimiento por vez primera en algunas más con escasa tradición democrática, ha sido de alguna manera reemplazada por una creciente desilusión con el funcionamiento de las instituciones representativas.
El Latinobarómetro más reciente (2011) ofrece hallazgos reveladores. Por ejemplo, el apoyo a la democracia, es decir, la aceptación de que es un régimen preferible a los demás, se redujo del 61% al 58% desde 2010; 14 de los 18 países de la región registran una disminución: Guatemala y Honduras en 10 puntos porcentuales, Brasil y México 9, Nicaragua 8, y Costa Rica y Venezuela 7. Pero la satisfacción con la democracia, es decir, la percepción de que funciona bien, apenas alcanza un 39% en la región.
Este panorama supone fenómenos que son tanto inéditos para su diagnóstico como riesgosos para la gobernabilidad. Por un lado inéditos, porque es probable que reflejen una diferente composición demográfica de la sociedad; nuevas formas de interacción, organización y participación ciudadana 2.0; grupos de población en edades medias, más demandantes, y más integrados en las clases medias, que ya son un tercio de la población regional; categorías analíticas y motivaciones distintas a las de generaciones anteriores pero con las que coexisten; una vida pública con crecientes grados de “desintermediación” entre organizaciones tradicionales y sociedad, y, en suma, una comunicación más horizontal y directa que prefigura lo que se empieza a llamar e-democracia.
Y por otro son peligrosos porque ese ánimo ciudadano, esa inferencia de que el ladrillo democrático era automáticamente la casa del bienestar compartido y colectivo, ha incentivado demandas sociales más rápidas y visibles, respuestas políticas más efectistas que efectivas, y, por ende, como es evidente en los casos de Bolivia y Ecuador, el regreso a prácticas que se creían desterradas y a cierto grado de disolvencia institucional que, pasado el impacto de corto plazo de esas políticas, pueden contribuir a profundizar la insatisfacción, al abuso de poder o a querer desandar las reformas realizadas hasta ahora, en lugar de intentar nuevas reformas más creativas e imaginativas.

Es creciente la desilusión con el funcionamiento de las instituciones representativas
En el mejor de los escenarios, es probable que este paisaje no se convierta en un factor de corrosión de la democracia formal en América Latina sino que inhiba su calidad. ¿Por qué? Las explicaciones son múltiples y quizá la más inmediata es que, en casos como el de México, la generación de expectativas fue tan elevada y los resultados tan precarios que la sociedad atribuyó a la democracia el logro de metas que ésta no proporciona directamente. Y, en otros, como Chile, porque su éxito ha sido tal que quizá estén ingresando a una especie de sociedad posdemocrática, donde este valor es desplazado por la búsqueda de otros más decisivos para el ciudadano y que le importan más en sus vidas.
Pero este desencanto y esa confusión existen y han producido una disonancia. Una cosa es que la democracia no provea de todo lo que se desea y otra, muy diferente, que la democracia sea exclusivamente una herramienta para organizar elecciones y formar gobiernos. Esto, explicablemente, ha introducido una seria debilidad asociada con los hábitos políticos actuales.
Si los únicos indicadores para medir la eficacia de los gobiernos son las políticas populistas, los controles corporativos de las clientelas y de las instituciones locales, el manejo mediático y las victorias electorales resultantes, entonces la esencia de la democracia empieza a perder sentido, se vacía de sustancia, se reduce a una “democracia mínima”, como afirma Marcel Gauchet , y a ser “presa de una suave autodestrucción, que deja su principio intacto pero que tiende a privarla de eficacia”.
Este fenómeno tiene por supuesto su contraparte en los grados de vigor ciudadano de suerte que pone a la región en el imperativo de preguntarse si lo que hoy tiene América Latina es una democracia de electores, una democracia de ciudadanos o una democracia sin ciudadanos (Victoria Camps) que mina la formación de capital social, estimula el debilitamiento institucional y no fomenta una democracia consolidada, es decir, con patrones representativos y funcionales, sino otra de baja institucionalidad y escasa eficacia gubernamental.
En América Latina ya no es suficiente una mera arquitectura electoral robusta, como ejemplifica el caso de las elecciones presidenciales mexicanas recientes, que organiza la competencia política bajo reglas democráticas sino que es indispensable dotarla de nuevos contenidos y satisfactores en un contexto de políticas públicas efectivas y con mayor nivel de consenso y legitimidad, de una ciudadanía de alta intensidad, y de una gestión gubernamental innovadora, efectiva y responsable. En suma, la apuesta es ahora por una democracia sostenible y de calidad.

Fuente: El País

miércoles, 29 de agosto de 2012

Bofetada educadísima de Brasil al mundo

DECLARACIONES DE CHICO BUARQUE, MINISTRO DE EDUCACIÓN DE BRASIL. 
Durante un debate en una universidad de Estados Unidos, le preguntaron al ex gobernador del Distrito Federal y actual Ministro de Educación de Brasil, CRISTOVÃO CHICO BUARQUE, qué pensaba sobre la internacionalización de la Amazonia. Un estadounidense en las Naciones Unidas introdujo su pregunta, diciendo que esperaba la respuesta de un humanista y no de un brasileño. 
Ésta fue la respuesta del Sr. Cristóvão Buarque: Realmente, como brasileño, sólo hablaría en contra de la internacionalización de la Amazonia. Por más que nuestros gobiernos no cuiden debidamente ese patrimonio, él es nuestro. Como humanista, sintiendo el riesgo de la degradación ambiental que sufre la Amazonia, puedo imaginar su internacionalización, como también de todo lo demás, que es de suma importancia para la humanidad. Si la Amazonia, desde una ética humanista, debe ser internacionalizada, internacionalicemos también las reservas de petróleo del mundo entero. El petróleo es tan importante para el bienestar de la humanidad como la Amazonia para nuestro futuro. A pesar de eso, los dueños de las reservas creen tener el derecho de aumentar o disminuir la extracción de petróleo y subir o no su precio. De la misma forma, el capital financiero de los países ricos debería ser internacionalizado. Si la Amazonia es una reserva para todos los seres humanos, no se debería quemar solamente por la voluntad de un dueño o de un país. Quemar la Amazonia es tan grave como el desempleo provocado por las decisiones arbitrarias de los especuladores globales. No podemos permitir que las reservas financieras sirvan para quemar países enteros en la voluptuosidad de la especulación. También, antes que la Amazonia, me gustaría ver la internacionalización de los grandes museos del mundo. El Louvre no debe pertenecer solo a Francia. Cada museo del mundo es el guardián de las piezas más bellas producidas por el genio humano. No se puede dejar que ese patrimonio cultural, como es el patrimonio natural amazónico, sea manipulado y destruido por el sólo placer de un propietario o de un país. No hace mucho tiempo, un millonario japonés decidió enterrar, junto con él, un cuadro de un gran maestro. Ese cuadro tendría que haber sido internacionalizado. Durante este encuentro, las Naciones Unidas están realizando el Foro Del Milenio, pero algunos presidentes de países tuvieron dificultades para participar, debido a situaciones desagradables surgidas en la frontera de los EE.UU. Por eso, creo que Nueva York, como sede de las Naciones Unidas, debe ser internacionalizada. Por lo menos Manhatan debería pertenecer a toda la humanidad. De la misma forma que París, Venecia, Roma, Londres, Río de Janeiro, Brasilia… cada ciudad, con su belleza específica, su historia del mundo, debería pertenecer al mundo entero. Si EEUU quiere internacionalizar la Amazonia, para no correr el riesgo de dejarla en manos de los brasileños, internacionalicemos todos los arsenales nucleares. Basta pensar que ellos ya demostraron que son capaces de usar esas armas, provocando una destrucción miles de veces mayor que las lamentables quemas realizadas en los bosques de Brasil. En sus discursos, los actuales candidatos a la presidencia de los Estados Unidos han defendido la idea de internacionalizar las reservas forestales del mundo a cambio de la deuda. Comencemos usando esa deuda para garantizar que cada niño del mundo tenga la posibilidad de comer y de ir a la escuela. Internacionalicemos a los niños, tratándolos a todos ellos sin importar el país donde nacieron, como patrimonio que merecen los cuidados del mundo entero. Mucho más de lo que se merece la Amazonia. Cuando los dirigentes traten a los niños pobres del mundo como Patrimonio de la Humanidad, no permitirán que trabajen cuando deberían estudiar; que mueran cuando deberían vivir. Como humanista, acepto defender la internacionalización del mundo; pero, mientras el mundo me trate como brasileño, lucharé para que la Amazonia, sea nuestra. ¡Solamente nuestra!

NOTA: Este artículo fue publicado en el NEW YORK TIMES, WASHINGTON POST, USA TODAY y en los diarios de mayor tirada de EUROPA y JAPÓN. Pero en BRASIL y el resto de Latinoamérica, este artículo no fue publicado.

Fuente: Butterpaper

miércoles, 22 de agosto de 2012

Radio Abierta en Villa Raffo

Esta tarde estuve con los chicos del Centro de Formación Laboral Nº 2 "ESPERANZA" de Villa Raffo, un establecimiento de integración para educación especial. Armaron una radio abierta y me invitaron a estar un rato con ellos para participar del programa "Vos, ¿me escuchás?" que hacen desde el año pasado para Delta 80 cuando me contactaron solicitando un espacio para su programa. Mis expectativas fueron ampliamente superadas ya que me recibieron como a una celebridad. Los vi alegres, muy felices y charlamos de todo, me llenaron de preguntas, me contaron sus sueños, sus proyectos y me brindaron un afecto y una calidez inigualable. Lo más importante fue haber compartido con ellos ese ratito, esa hora que muchos estaban esperando desde hacía un mes aproximadamente. El hecho de ser parte de todo eso me reconforta porque estimo que la docencia es mucho más que enseñar dónde queda una ciudad o como viven las poblaciones originarias, es brindar la posibilidad de hacer sentir que vale el esfuerzo y que cuando se hace con amor y pasión el otro lo percibe de otra manera y lo valora mucho más. Les agradezco a todos los alumnos maravillosos que tiene el Centro "Esperanza", a las autoridades, a Roxana y a Nadia Caruso, las docentes que hacen un trabajo impresionante con esos chicos. Comparto con ustedes unas fotos.


Con Nadia Caruso, la profe que hace un trabajo impresionante

sábado, 18 de agosto de 2012

Puerto Rico: la mayoría no quiere cambiar su estatus

El 55 % de los puertorriqueños está a favor de mantener el estatus actual de Estado Libre Asociado a los Estados Unidos, a falta de menos de tres meses para la celebración de un referendo no vinculante sobre el tema, según un sondeo publicado ayer. Una encuesta del diario El Nuevo Día refleja que un 32 % de los puertorriqueños desea un cambio de estatus, un 8% no está seguro de qué opción tomar, un 4% no votaría y el 1 % restante no respondió.


En Puerto Rico también se festeja el 4 de julio...
La encuesta refleja un aumento de la opción favorable a mantener el presente estatus en relación al pasado mayo, cuando quienes se mostraron a favor de perpetuar el Estado Libre Asociado fueron el 51%, mientras quienes querían su final eran el 37 por ciento.
El sondeo mostró a la vez que un 43% de los puertorriqueños está a favor del llamado Estado Libre Asociado Soberano, opción que se entiende como una asociación libre y voluntaria con la actual potencia colonial. Un 37% apoyaría la anexión a los Estados Unidos, un 5% la independencia, un 6% no votaría, otro 5% no está seguro y el restante 4% no respondió. El referendo del 6 de noviembre, que coincidirá con la elección a gobernador de Puerto Rico y las elecciones en los EE UU, constará de dos preguntas: la primera es si se mantiene o no la relación actual con Estados Unidos y la segunda plantea tres opciones distintas al estatus actual y se pide a los puertorriqueños que elijan una de ellas.
Las tres opciones se sitúan fuera de la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos que perpetua la presente relación colonial. La segunda pregunta daba la opción a los puertorriqueños sobre si prefieren la anexión (lo que significaría convertirse en un estado más del país norteamericano), la independencia o el mencionado Estado Libre Asociado Soberano. Pero la encuesta mostró que un 29% de los consultados no entiende el significado de las tres opciones de la segunda pregunta, mientras que otro 13% no está seguro y el 58% restante dijo sí comprender correctamente las opciones del plebiscito.
La consulta no tiene valor jurídico alguno, ya que el Congreso en Washington anunció que no avala la celebración de un referendo sobre el estatus político de la isla caribeña, que depende directamente de esa cámara legislativa. El Estado Libre Asociado permite cierto grado de autonomía, aunque los EE UU mantiene su jurisdicción en las fronteras, inmigración, política exterior o moneda. 
 

miércoles, 15 de agosto de 2012

Información falaz

Ante la circulación en un medio de comunicación de posición dominante de una malintencionada interpretación de una noticia vieja como tal ya que tiene varios meses de publicada, e aquí el dato concreto y real:

"El INDEC no dijo que una familia tipo pueda vivir con $6 por día, sino que aquel que tenga ingresos inferiores a $717,11 por mes se encuentra bajo la línea de indigencia, mientras que establece la suma de $1685 para superar la línea de pobreza".

Entonces, no es que una familia tipo necesite $23 por día para comer sino que declara que quien se encuentra en esta situación es indigente.

Es importante que leamos noticias e informaciones y no interpretaciones malintencionadas de las cosas que pasan. Cuando esto les ocurra les pido que vayan a la fuente para corroborar lo que acaban de leer. La aclaración al respecto de esta publicación viene a colación de lo charlado en clase en 5º y 6º (en los temas correspondientes).

Aquí dejo el link sobre los últimos datos del INDEC para que verifiquen que esa info no es correcta (hasta parece un invento) Click aquí

lunes, 13 de agosto de 2012

Masa volcánica a la deriva en el Océano Pacífico

Piedra pomez flotando en el océano Pacífico
La Fuerza Aérea de Nueva Zelanda, tuvo un extraño avistamiento la semana pasada.A unos 1.000 kilómetros al noroeste de Auckland, detectaron una enorme masa de pequeñas rocas volcánicas flotando a la deriva.

Se trata de pequeños trozos de piedra pómez del tamaño de una pelota de golf, que ocupan una superficie de casi 26.000 km2.
Los científicos llegaron hasta esta inusual formación, llevados por un buque de la Armada la noche del pasado jueves. Donde pudieron observar, además de las rocas pequeñas, una enorme masa blanca y brillante, semejante a una gigantesca plataforma de hielo, que sobresalía dos metros por encima de la superficie y que llegaba hasta donde alcanzaba la vista.
El teniente Naval, Tim Oscar, describió el fenómeno como la cosa más rara que había visto en 18 años de navegación.
Debido a la baja densidad de la piedra pómez, la misma no representaría un peligro para la navegación, y se cree que pudieron ser arrojadas por la erupción de un volcán submarino.




Fuente: NZ Herald

sábado, 11 de agosto de 2012

Por qué los auriculares pueden ser el peor enemigo de la memoria

A muchos adolescentes les gusta escuchar música a todo volumen, incluso mientras estudian, una costumbre que ha sido criticada por padres durante generaciones.

Ahora científicos en Argentina demostraron que nuestros padres tenían razón: a través de un experimento utilizando ratas comprobaron que los ruidos fuertes pueden afectar la memoria y los mecanismos de aprendizaje en animales en desarrollo.
El trabajo, que fue publicado en la revista Brain Research, se realizó utilizando roedores de entre 15 y 30 días, una edad equivalente a chicos de entre 6 y 22 años.
"Usamos ratas porque tienen un sistema nervioso parecido al de los humanos", explicó a BBC Mundo Laura Guelman, coordinadora del proyecto e investigadora del Centro de Estudios Farmacológicos y Botánicos (Cefybo), de la Universidad de Buenos Aires (UBA).
Los científicos expusieron a los animales a ruidos con intensidades de entre 95 y 97 decibeles (dB), más altas que lo considerado un nivel seguro (70-80 dB) pero por debajo del sonido que produce un concierto de música (110 dB).
Y descubrieron algo novedoso: tras dos horas de exposición, las ratas sufrieron daño celular en el cerebro.
Las alteraciones se produjeron en la zona del hipocampo, una región asociada a la memoria y los procesos de aprendizaje.
"Esto sugiere que lo mismo podría ocurrir en humanos en etapa de desarrollo, aunque será difícil de comprobar debido a que no podemos exponer a niños a este tipo de experimentos", explicó la experta.

 

Plasticidad

Ya se sabía que los sonidos fuertes pueden causar alteraciones auditivas, cardiovasculares y endocrinológicas (además de estrés e irritabilidad), pero Guelman afirmó que es la primera vez que se detectan cambios morfológicos en el cerebro.
"Se podría hipotetizar que los niveles de ruido a los cuales se exponen los chicos en las discotecas o escuchando música fuerte por auriculares podría llevar a déficits en la memoria y atención a largo plazo", advirtió María Zorrilla Zubilete, docente e investigadora de la Facultad de Medicina de la UBA.
Una de las curiosidades que arrojó este estudio fue que mostró que en los menores una exposición única a un sonido fuerte puede resultar más dañina que una exposición prolongada.
Durante el experimento se trabajó con dos grupos de ratas: uno fue expuesto una sola vez a dos horas de ruido y el otro recibió ese mismo estímulo una vez al día por dos semanas.
Al cabo de 15 días, las ratas que habían sufrido una sola exposición al comienzo del experimento mostraron signos más evidentes de daño.
¿Cómo es posible?
Los científicos lo atribuyeron a la "plasticidad neuronal" durante los años de desarrollo, cuando aún se está formando el sistema nervioso.
"Es posible que ante un estímulo más prolongado el cerebro tenga tiempo de ir reparando sus lesiones", opinó Guelman.

 

Ruido blanco

Si bien este estudio resulta preocupante ante un panorama donde es cada vez más frecuente ver a niños pequeños escuchando música fuerte a través de aparatos digitales o jugando a ruidosos videojuegos, Guelman advirtió que no hay que saltar a conclusiones.
"El sonido que usamos para el experimento fue ruido blanco, una señal que contiene todas las frecuencias de sonido, y que se percibe como si fuera el ruido de un televisor mal sintonizado", explicó.
"En cambio la música que escuchan muchos de los chicos contiene sólo algunas frecuencias, y todavía no sabemos qué es exactamente lo que causa el daño", afirmó.
Justamente, el próximo trabajo de estos científicos es determinar el "mecanismo molecular" por el cual el ruido llega a afectar las células del hipocampo.
"No sabemos si el daño se genera directamente por las vibraciones del ruido o si el sonido activa neurotransmisores que provocan el problema", especificó Guelman.
Una vez que se entienda este mecanismo, los expertos aspiran a poder desarrollar drogas que puedan prevenir estas lesiones.
En tanto, los científicos argentinos consideran que este estudio debería servir como una alarma para evitar la exposición de menores a sonidos fuertes.
Por su parte, los educadores, que ya se quejaban de cómo las nuevas tecnologías distraen a sus alumnos, ahora tienen un nuevo argumento para prohibir los odiados gadgets en la clase.

Fuente: BBC Mundo

miércoles, 8 de agosto de 2012

Feria de las Colectividades en Villa Bosch

Un momento para compartir y disfrutar la cultura de otros países.

Los días 9, 10, 11 y 12 de agosto, la Feria de las Colectividades estará en la Plaza Murialdo de Villa Bosch, entre las calles Martín Fierro, José Hernández, Martín Miguens y Pte. Illia, a 2 cuadras de la estación.  

Desde las 10 hasta las 23 horas, los vecinos podrán disfrutar de música, artesanías y comidas típicas de distintas regiones del mundo. 

Fuente: N3F

sábado, 4 de agosto de 2012

No hay nada nuevo bajo el pop

¿Es usted de los que piensa que la música popular contemporánea es cada vez más ruidosa y aburrida?

Parece que la ciencia ha venido a darle la razón. Un estudio dado a conocer recientemente por la revista especializada Nature concluyó que, durante los últimos 50 años, la música ha subido de volumen y si acaso ha cambiado, ha sido para volverse más homogénea.
La investigación, llevada a cabo por el Consejo Nacional de Investigaciones de España, tomó en consideración 464.411 canciones almacenadas en una base de datos de la Universidad de Columbia, grabadas desde 1955.
Los investigadores estudiaron factores como el tempo, las notas utilizadas, y el volumen de la producción. Los resultados no fueron muy halagüeños para los músicos modernos.
De acuerdo con una hipótesis de trabajo, si se efectúan algunas manipulaciones básicas sobre un típico éxito de ayer, tendremos por resultado algo que sonará muy parecido la "canción de la temporada" de hoy.

 

Más de lo mismo

"En promedio, una canción actual utiliza las mismas notas y acordes que una de los años sesenta, aunque las transiciones entre acordes son algo más simples", le explica a BBC Mundo el profesor Álvaro del Corral, uno de los autores del informe. 
"Los timbres actuales -añade- son más reducidos, aunque diferentes". Es decir, el rango de sonidos de instrumentos utilizados es mucho más pequeño que en el pasado.
La cantidad de instrumentos que dependen de los procesos de digitalización hoy en día tendría una cuota de responsabilidad en esta pérdida de variedad. Es decir, cortesía de la manipulación tecnológica, el piano - por ejemplo - habría perdido algo de su "pianidad", si se nos permite tal licencia del lenguaje.
Pero no es lo único en lo que la música contemporánea tendría menos que ofrecer que la de ayer: también las melodías entre las diferentes canciones que suenan hoy en la radio se parecen más entre sí que en el pasado.
"Obtuvimos indicadores númericos de que la diversidad de transiciones entre combinaciones de notas ha disminuido consistentemente durante los últimos 50 años", le dijo a la prensa Joan Serra, otro de los investigadores.

Pero un poco más alto

En lo que sí parecen haber evolucionado hacia arriba las producciones musicales es en materia de volumen. Literalmente, las canciones de hoy suenan más alto, independientemente de la calidad de los equipos de reproducción.

En lo que sí ha cambiado la música es en que suena más alto

Según los investigadores, hay una decisión consciente por parte de los ingenieros de sonido de elevar los niveles para capturar la atención de una audiencia más amplia.
¿Y qué puede explicar estas tendencias, que parecen apuntar hacia un abanico musical más estrecho y aburrido?
"Seguramente es porque la música popular es más una industria o un negocio, que un arte", responde el investigador Álvaro Corral.
Así las cosas, los amantes de la música podrían tener que archivar pronto los auriculares de alta fidelidad y optar por unos tapones de oídos.
"Si sigue la tendencia actual, extrapolando, la música comercial aún se hará más simple", predice Corral.

Fuente: BBC Mundo

jueves, 2 de agosto de 2012