sábado, 18 de agosto de 2012

Puerto Rico: la mayoría no quiere cambiar su estatus

El 55 % de los puertorriqueños está a favor de mantener el estatus actual de Estado Libre Asociado a los Estados Unidos, a falta de menos de tres meses para la celebración de un referendo no vinculante sobre el tema, según un sondeo publicado ayer. Una encuesta del diario El Nuevo Día refleja que un 32 % de los puertorriqueños desea un cambio de estatus, un 8% no está seguro de qué opción tomar, un 4% no votaría y el 1 % restante no respondió.


En Puerto Rico también se festeja el 4 de julio...
La encuesta refleja un aumento de la opción favorable a mantener el presente estatus en relación al pasado mayo, cuando quienes se mostraron a favor de perpetuar el Estado Libre Asociado fueron el 51%, mientras quienes querían su final eran el 37 por ciento.
El sondeo mostró a la vez que un 43% de los puertorriqueños está a favor del llamado Estado Libre Asociado Soberano, opción que se entiende como una asociación libre y voluntaria con la actual potencia colonial. Un 37% apoyaría la anexión a los Estados Unidos, un 5% la independencia, un 6% no votaría, otro 5% no está seguro y el restante 4% no respondió. El referendo del 6 de noviembre, que coincidirá con la elección a gobernador de Puerto Rico y las elecciones en los EE UU, constará de dos preguntas: la primera es si se mantiene o no la relación actual con Estados Unidos y la segunda plantea tres opciones distintas al estatus actual y se pide a los puertorriqueños que elijan una de ellas.
Las tres opciones se sitúan fuera de la Cláusula Territorial de la Constitución de Estados Unidos que perpetua la presente relación colonial. La segunda pregunta daba la opción a los puertorriqueños sobre si prefieren la anexión (lo que significaría convertirse en un estado más del país norteamericano), la independencia o el mencionado Estado Libre Asociado Soberano. Pero la encuesta mostró que un 29% de los consultados no entiende el significado de las tres opciones de la segunda pregunta, mientras que otro 13% no está seguro y el 58% restante dijo sí comprender correctamente las opciones del plebiscito.
La consulta no tiene valor jurídico alguno, ya que el Congreso en Washington anunció que no avala la celebración de un referendo sobre el estatus político de la isla caribeña, que depende directamente de esa cámara legislativa. El Estado Libre Asociado permite cierto grado de autonomía, aunque los EE UU mantiene su jurisdicción en las fronteras, inmigración, política exterior o moneda.