lunes, 29 de julio de 2013

Noche de los Bastones Largos

El 29 de julio de 1966 se produjo la llamada "Noche de los Bastones Largos", el desalojo por parte de la Dirección General de Orden Urbano de la Policía Federal Argentina, de cinco facultades de la Universidad de Buenos Aires (UBA) ocupadas por estudiantes, profesores y graduados, en oposición a la decisión del gobierno militar de intervenir las universidades y anular el régimen de cogobierno. Tengamos memoria para que nada de esto, ni parecido, vuelva a ocurrir. 

viernes, 26 de julio de 2013

Chile es el país más desigual del mundo

Así lo revela un estudio realizado por los economistas Ramón López, Eugenio Figueroa y Pablo Gutiérrez quienes usaron información del SII en vez de los datos de la CASEN.

Un estudio realizado por los economistas Ramón López, Eugenio Figueroa y Pablo Gutiérrez -publicado en la web de la Universidad de Chile- confirmó que Chile no sólo está dentro de los países más desiguales del mundo, sino es el primero. Así lo consignó Ciperchile.cl.
“El real problema de distribución en Chile está en lo más alto de la distribución y no tanto dentro del grueso de la población (90% o aún 99% de ella) donde la distribución tiende a ser relativamente pareja. Es realmente en el 1% más rico y sobretodo en el 0,1% y 0,01% más rico donde se concentra el ingreso”
La investigación, que se basó en datos recogidos del  Servicio de Impuestos Internos (SII) y no de la encuesta CASEN, como otros estudios, establece que “una pequeña minoría, los súper ricos, se llevan realmente la ‘parte del león’, en alusión a la fábula de Esopo, donde un león caza en compañía de otros animales, pero termina quedándose con toda la presa simplemente porque es el más fuerte”.
“Aún en base a una estimación conservadora del ingreso de los súper ricos, su participación en el ingreso personal total es extraordinariamente alta, llegando a mas de 30% para el 1% más rico, 17% para el 0,1% más rico y más de 10% para el 0,01% más rico en promedio durante el periodo 2004-2010. En términos internacionales estas son las más altas participaciones que se conocen. Aun excluyendo ganancias de capital o utilidades retenidas, la participación del 1% más rico es la más alta registrada dentro de una lista mucho más amplia de alrededor de 25 países para los cuales esto se ha medido”, indicaron los autores de la investigación.
Agregando que “el 1% más rico de Chile recibe 2,6 veces más ingresos como proporción del ingreso total del país que lo que en promedio recibe el 1% más rico en los siete países para los cuales existen datos que incluyen ganancias de capital para el periodo considerado. Más aún, mientras que el 0,1% más rico en Chile se lleva cuatro veces más que el promedio de la muestra de países, el 0,01% más rico se apropia de casi  seis veces (5,8) de la proporción de la que se apropia el 0,01% más rico en los otros seis países de la muestra”.
En comparación con otros países, aseguraron: “Se observa que, en general, la participación del 1%, el 0,1% y el 0,01% de los más ricos en el ingreso total del país es más alta en Chile que en los otros países para los que existen estas estimaciones; salvo dos excepciones: las participaciones del 0,1% y el 0,01% más ricos en los Estados Unidos. Más aún, de modo muy general, las cifras muestran que, en promedio, la participación de estos estratos más ricos en el ingreso total del país es alrededor del doble de la participación media que se verifica en los otros 20 países de la muestra”.
“En el fondo del ranking aparecen, entre otros, México, Uruguay, Estados Unidos, Chile y Argentina. Estos son países donde la riqueza del hogar al que se pertenece tiene una alta correlación con los resultados académico/funcionales obtenidos a los 15 años”, escribió el director de Horizontal, Andrés Hernando, en una reciente columna en El Mostrador.
“En Chile, de cada 100 niños que a los 15 años viven en un hogar en el 20 % más pobre (medido como riqueza en varios bienes durables), menos de nueve consiguen un resultado en el 20 % superior nacional en la prueba PISA de Matemáticas; mientras que, de cada 100 estudiantes que pertenecen al 20 % de hogares más rico, más de 42 consiguen este logro”, puntualizó.

Fuente: El Mostrador

viernes, 19 de julio de 2013

A 89 años de la masacre

El 19 de julio de 1924 en la colonia aborigen Napalpí, a 120 km de Resistencia (capital de la Provincia del Chaco, Argentina) un grupo de estancieros y 130 policías asesinan a unos 200 aborígenes tobas y mocovíes (Masacre de Napalpí). En los días siguientes se exhiben penes y orejas cortados en la comisaría de Quitilipi.


Muy temprano, un grupo de unos 130 hombres, entre policías, estancieros y civiles blancos de la zona, fuertemente armados con fusiles Winchester y Mauser, rodearon el campamento donde se habían reunidos los indígenas alzados que, armados tan sólo con palos, bailaban en una fiesta religiosa organizada por los chamanes en la zona del Aguará, un área considerada sagrada por los qom ubicada dentro de los límites de la colonia. Convencidos de que los dioses los protegerían de las armas de fuego de los hombres blancos no pudieron ofrecer resistencia a los disparos dirigidos al campamento durante cuarenta minutos. Luego los blancos entraron al mismo para rematar a machetazos a los indígenas que quedaban, muchos moribundos, incluidos mujeres y niños.

A finales de los años veinte, el periódico Heraldo del Norte recordó así el hecho:

    Como a las nueve de la mañana, y sin que los inocentes indígenas hicieran un sólo disparo, [los policías] hicieron repetidas descargas cerradas y enseguida, en medio del pánico de los indios (más mujeres y niños que hombres), atacaron. Se produjo entonces la más cobarde y feroz carnicería, degollando a los heridos sin respetar sexo ni edad.

El 29 de agosto —cuarenta días después de la matanza—, el ex director de la Reducción de Napalpí Enrique Lynch Arribálzaga escribió una carta que fue leída en el Congreso Nacional:

    La matanza de indígenas por la policía del Chaco continúa en Napalpí y sus alrededores; parece que los criminales se hubieran propuesto eliminar a todos los que se hallaron presente en la carnicería del 19 de julio, para que no puedan servir de testigos si viene la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados.

En el libro Memorias del Gran Chaco, la historiadora Mercedes Silva, confirma el hecho y cuenta que al mocoví Pedro Maidana, uno de los líderes de la huelga «se lo mató de manera salvaje y se le extirparon los testículos y una oreja para exhibirlos como trofeo de batalla».

En el libro Napalpí, la herida abierta, el periodista Mario Vidal detalla: «El ataque terminó en una matanza, en la más horrenda masacre que recuerda la historia de las culturas indígenas en el siglo XX. Los atacantes sólo cesaron de disparar cuando advirtieron que en los toldos no quedaba un indio que no estuviera muerto o herido. Los heridos fueron degollados, algunos colgados. Entre hombres, mujeres y niños fueron muertos alrededor de doscientos aborígenes y algunos campesinos blancos que también se habían plegado al movimiento huelguista».

Un reciente microprograma de la Red de Comunicación Indígena destacó:

    Se dispararon más de 5000 tiros y la orgía de sangre incluyó la extracción de testículos, penes y orejas de los muertos, esos tristes trofeos fueron exhibidos en la comisaría de Quitilipi. Algunos muertos fueron enterrados en fosas comunes, otros fueron quemados.

En el mismo audio, el cacique toba Esteban Moreno, contó la historia que es transmitida de generación en generación:

    En las tolderías aparecieron soldados y un avión que ametrallaba. Los mataron porque se negaban a cosechar. Nos dimos cuenta que fue una matanza porque sólo murieron aborígenes, tobas y mocovíes, no hay soldados heridos, no fue lucha, fue masacre, fue matanza, por eso ahora ese lugar se llama Colonia La Matanza.

La Reducción de Napalpí había sido fundada en 1911, en el corazón del Territorio Nacional del Chaco. Las primeras familias que se instalaron eran de las etnias Pilagá, Abipón, Toba, Charrúa y Mocoví.

En julio de 1924, Federico Gutiérrez (corresponsal del diario La Razón) escribió: «Muchas hectáreas de tierra flor están en poder los pobres indios, quitarles esas tierras es la ilusión que muchos desean en secreto».

 En enero de 2008, el gobierno de la Provincia del Chaco pidió disculpas públicas y oficiales por la masacre y rindió homenaje a la única sobreviviente, Melitona Enrique, que cumplía 107 años ese día y que fallecería el 13 de noviembre de 2008.

Fuente: Wikipedia

viernes, 12 de julio de 2013

Un día como hoy, "Accidente tranviario del Riachuelo del '30"

El Puente Bosch es un puente basculante que cruza el Riachuelo, uniendo el barrio de Barracas de la Ciudad de Buenos Aires, con la ciudad de Avellaneda de la provincia de Buenos Aires, Argentina. Corre junto a las vías del ferrocarril General Roca entre las estaciones Estación Hipólito Yrigoyen y Avellaneda. Este puente metálico levadizo fue inaugurado el 30 de julio de 1908. La historia del Bosch lo deja pegado a una tragedia: a las 6:05 del 12 de julio de 1930, confundido por la espesa niebla, el conductor del tranvía 105, no advirtió que el puente estaba levantado para permitir el paso de un barco, siguió su marcha y el tranvía cayó a las aguas del Riachuelo. Murieron 56 de los 60 pasajeros que transportaba el tranvía. En su mayoría eran obreros que se dirigían a su trabajo. El Accidente tranviario del Riachuelo fue un siniestro ocurrido el sábado 12 de julio de 1930 a las 06:23 am, cuando el tranvía N° 75 de la Línea 105 que recorría el trayecto Lanús - Plaza Constitución se precipitó al Riachuelo al entrar al Puente Bosch cuando éste se hallaba levantado. Fallecieron 56 personas y solo 4 sobrevivieron. Es considerado al accidente más grave protagonizado por un tranvía que haya ocurrido en la República Argentina. En el año 2001 se clausuró este puente debido al deterioro que presentaba. Luego fue reacondicionado, puesto en valor y mantenido por el Ministerio de Planeamiento y Obras Públicas de la ciudad de Buenos Aires. El 5 de junio de 2008 se habilitó al tránsito automotor, con restricciones de altura (4,10 m) y peso (12 toneladas).



lunes, 1 de julio de 2013

Chilenos cambian más seguido de empleo y renuncian por bajos sueldos

La economía chilena alcanzó el pleno empleo y junto con ello aumentó la movilidad laboral. Y es que los trabajadores chilenos no proyectan permanecer más de un año en el trabajo en el que están, según una encuesta elaborada por Laborum.com.
Los estudios suman y siguen, pues según un análisis de Trabajando.com el 55% de los chilenos duró menos de un año en su último empleo y el tiempo de demora promedio para encontrar un nuevo trabajo no supera los 6 meses.
Y no sólo eso, sino que además los postulantes a un empleo son más selectivos e incluso faltan a las entrevistas laborales o interrumpen el proceso de postulación porque encontraron una mejor alternativa.
Así lo cuenta María Angélica Zulic, gerente general de Laborum.com, quien agrega que dicho fenómeno se manifiesta principalmente en los menores de 35 años, quienes en los últimos dos años han aumentado sus alternativas laborales gracias a las cifras positivas de empleo.

¿Porque renuncian los chilenos?

Un 33% lo hace porque "no le pagaban lo que merecía", un 19% asegura que "no le gustaba el ambiente", un 16% "buscaba trabajar en lo que había estudiado, ya que no lo estaba haciendo" y finalmente, un 3% "quería montar su propio negocio".
Así lo revela la encuesta de Trabajando.com, la cual también precisa que muchas veces la decisión de cambiar de empleo se toma sin mayor análisis, lo que puede llevar a un futuro arrepentimiento.
Sin embargo, este no parece ser el caso de los chilenos, ya que un 75% de ellos aseguran no querer volver a su antiguo empleo, mientras que un 25% anhela estar de regreso.
En tanto, las carreras con mayor movilidad laboral son periodismo y psicología, debido a que permiten realizar más de un trabajo a la vez, favorecen la modalidad part time y registran bajas remuneraciones.
Los "recién egresados" son otro grupo con alta movilidad laboral, pues durante su primer año de ingreso al trabajo tienen un mayor número de empleos, lo cual guarda estrecha relación con la falta de claridad en su futuro profesional e inmadurez.
"Muchos profesionales jóvenes no sólo nunca han trabajado y por lo mismo no saben lo que quieren, sino que también aceptan cualquier tipo de ofrecimiento que les permita entrar al mercado laboral", precisa Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com Chile.
En tanto, el resto de los trabajadores también manifiesta su deseo de cambiar de trabajo, pues según datos de Laborum.com un 46% de los trabajadores que buscan emigrar tienen entre 36 y 45 años y su principal motivación es la mejora salarial.