jueves, 10 de octubre de 2013

Aniversario de la disolución de un Estado

El 10 de octubre de 2010 se disuelven las Antillas Neerlandesas y se constituyen Curazao y San Martín en países autónomos dentro del Reino de los Países Bajos. 

Hasta el 10 de octubre de 2010 esta entidad estuvo compuesta por varias islas ubicadas en el mar Caribe, siendo parte de las Antillas Menores. Originalmente, estaba compuesta por seis entidades insulares menores: las islas de Saba y San Eustaquio junto a la parte sur de San Martín (la parte norte pertenece a Francia) ubicadas al este de las Islas Vírgenes en el llamado grupo de islas de Barlovento, Mientras que Curazao, Aruba y Bonaire, a 900 km al suroeste de las islas anteriores, en el grupo de las islas de Sotavento frente a la costa occidental de Venezuela.
El territorio fue formado en 1954 con el fin de darle autonomía y una organización política a las antiguas colonias neerlandesas en el Nuevo Mundo. Así, se formó el Reino de los Países Bajos compuesto en sus inicios por el territorio europeo, junto a Surinam y las Antillas Neerlandesas (incluyendo Aruba). En 1986, Aruba decidió a través de un plebiscito separarse del resto de las Antillas Neerlandesas y constituirse en un Estado autónomo dentro del Reino. Decisiones similares tomaron Curazao y Sint Maarten durante los años 2000, lo que llevó a la definitiva disolución política de las Antillas Neerlandesas, efectiva el 10 de octubre de 2010.
La capital de las cinco islas era también la ciudad capital de Curazao: Willemstad. Otras ciudades importantes eran: Philipsburg en Sint Maarten, Kralendijk en Bonaire, Oranjestad en San Eustaquio y The Bottom en Saba. Las islas, al ser un territorio autónomo del Reino de los Países Bajos, fueron incluidas entre los países y territorios de ultramar de la Unión Europea, aunque no comparten el estatus de miembro. A pesar de ello, todos sus ciudadanos tenían pasaporte neerlandés, y por ende los antillanos gozaban de los mismos derechos que los ciudadanos de la Unión Europea.
En un referéndum celebrado el 8 de abril de 2005, los ciudadanos de Curazao y Sint Maarten votaron a favor de un estatus de autonomía fuera de las Antillas Neerlandesas, similar al de Aruba, rechazando las opciones de plena independencia, convertirse en provincia o municipio de los Países Bajos, o mantener el statu quo. Mientras que en Bonaire, San Eustaquio y Saba decidieron unirse como Entidades Públicas o Municipios Especiales a los Países Bajos. En 2006, Emily de Jongh-Elhage, de Curazao, fue elegida por el parlamento como la última primera ministro de las Antillas Neerlandesas.

Nuevo Estatus, después del 10 de octubre de 2010

El cambio de estatus es simbólico en su mayor parte, porque los territorios insulares de las Antillas Neerlandesas ya se gobernaban a sí mismos en gran medida, y los habitantes de las islas seguirán siendo sin cambio alguno ciudadanos de los Países Bajos. El monarca neerlandés, actualmente el rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos continuará siendo el jefe de Estado, representado por Gobernadores Generales, y el Gobierno neerlandés mantendrá sus responsabilidades sobre las relaciones exteriores y la defensa.
Después del 10 de octubre, con la desaparición de las «Antillas Neerlandesas», se aplicaron los nuevos estatus político-administrativos para las cinco islas caribeñas que conformaban dicho país. La isla de Curazao, la mayor de las cinco, y la isla de Sint Maarten se convirtieron en Países Autónomos dentro del Reino de los Países Bajos, rechazando la total independencia, y las islas de Bonaire, Saba y San Eustaquio se convirtieron en Entidades Públicas (Openbare Lichamen) o Municipios Especiales neerlandeses, por lo que todas continuarían disfrutando de todos los derechos adjuntos a la ciudadanía neerlandesa.

Fuente: Wikipedia (corroborado)