lunes, 3 de febrero de 2014

Calor récord, lluvias y granizo: ¿qué nos pasa a los argentinos con el clima?

Transcurrida la primera parte del verano se batieron récords de días consecutivos de calor en Argentina ¿A qué se debe la excesiva temperatura? ¿Que relación tiene con el calentamiento global? ¿Cómo será el resto de la temporada?

Las altas temperaturas registradas en diciembre y enero en todo el territorio nacional pusieron a los especialistas en alerta. En lo que va de verano, las denominadas olas de calor alcanzaron máximas de hasta 40 grados y permanecieron por varios días ¿Se puede repetir? ¿El cambio climático está relacionado?
Y no sólo el calor está dominando la región. En la edición de diciembre del Boletín Climatológico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) se registró que durante el último mes del 2013 hubo también falta de lluvias para la región central del país, granizo y temperaturas por debajo de lo normal en la región patagónica.


En diálogo con INFOnews, la licenciada en Ciencias de la Atmósfera de la Universidad de Buenos Aires, Natalia Herrera, explicó que en los últimos dos meses "hubo localidades que registraron hasta cuatro olas de calor". Y, particularmente, "la ciudad de Buenos Aires registró dos olas de calor en diciembre y una en enero". Pero, ¿qué es una ola de calor? Cada zona o territorio tiene temperaturas mínimas y máximas registradas históricamente más o menos estables. Cuando esas temperaturas son sobrepasadas y los valores extremos (tanto para la mínima como para la máxima) persisten por 3 o más días consecutivos se entra en lo que se denomina ola de calor, según el SMN. 

Gentileza SMN. Irregularidades climáticas en diciembre.
Herrera, miembro del Departamento Climatología del SMN, indicó que para rastrear ciclos de temperatura tan altos y por tantos días consecutivos en el país hay que remontarse bastante tiempo.
"Este verano está siendo más cálido que otros, pero se ha dado en otros veranos. Por ejemplo en el 1959/60 que se ha dado en la ciudad de Buenos Aires de muchos días por encima de los percentiles (unidad de medida utilizada para las estadísticas climáticas)", sostuvo.
Según el Informe Especial debido a la ocurrencia de temperaturas extremadamente altas (SMN, 27 de enero de 2014) en la ciudad de Buenos Aires se registraron los períodos de días consecutivos más calurosos desde que se tiene registro.
Allí, se especifica: "La persistencia de valores tan altos de temperatura en lo que va del semestre cálido (octubre 2013 a marzo 2014) hace que ya tome carácter excepcional si bien en años anteriores han tenido lugar otros eventos similares. Aún antes de terminar el presente semestre cálido, ya se contabilizan 3 olas de calor, de duraciones 4, 9 y 4 días, totalizando 17 días. Entre los semestres cálidos con mayor cantidad de días se encuentran el 1959/60 y 1988/89, con 14 días cada uno".

Gentileza SMN. Estadísticas de las olas de calor en Buenos Aires.


"Este verano ya tiene récord en días de ola de calor. Se ve un calentamiento en general en todas las localidades. Cada vez hay más olas de calor y la temperatura va aumentando en general, pero depende de qué localidad sea. En un entorno de calentamiento, se van a dar más olas de calor", agregó Herrera.
En tanto, anticipó que para lo que resta del verano y principios del otoño "está pronosticado que la temperatura va a ser de normal a superior a la normal en la mayor parte del país. Salvo en el sur de la Patagonia que van a ser normales y en Misiones".

El cambio climático y la subtropicalización argentina

El calentamiento global, en toda su dimensión, pareciera ser imposible de analizarse discriminando según la zona dónde se lo estudie, sino todo lo contrario. El impacto generalizado en el planeta mostró claros indicios de que el cambio climático no sólo parece haber llegado para quedarse, sino también acentuarse. Temperaturas extremas, tanto frías como cálidas, tifones, inundaciones y demás eventos naturales llamaron la atención de los científicos y especialistas a nivel mundial.
En diálogo con INFOnews, Miguel Grinberg, escritor, poeta y periodista especializado en medio ambiente, explicó que el tema del cambio climático genera todo tipo de reacciones que van de los más fieles defensores hasta los más fuertes detractores. En ese sentido, contó que desde el ámbito científico se "preanuncian catástrofes cada vez más graves" y, sin embargo, desde el ámbito político-empresarial "son escépticos y atribuyen los actuales fenómenos atmosféricos a ciclos naturales de nuestro planeta". Para aclarar el avance que se vive respecto de esta teoría y la alarma que genera en el primer mundo, Grinberg recordó que Estados Unidos, uno de los principales responsables, emitió una orden en 2013 para "preparar a su país para los impactos del cambio climático". Para dar cuenta de los grupos detractores, el periodista recordó un estudio publicado en el periódico inglés The Guardian realizado por el sociólogo Robert Brulle, en el cual se expone una lista de "91 grupos conservadores de presión aplicados a negar la existencia de tales fenómenos". "Habrían aportado mil millones de dólares anuales para descalificar concepto de Cambio Climático en los medios de comunicación masiva", remarcó. Por último, Grinberg graficó algunos de los peores efectos del cambio climático en la región y en el mundo: "Algo fue real este verano en el hemisferio sur: olas de calor sin precedentes están castigando a la Argentina y a Australia, con temperaturas récord y grandes incendios de masas forestales. La tropicalización en nuestro país es más que evidente: la presencia endémica del dengue es una señal inequívoca".

Nuevos protagonistas: los meteorólogos

Diego Angeli es el presentador estrella del clima en C5N. Histriónico, gracioso y versátil, el periodista que se hizo un nombre en el mundo de Rock &; Pop contó a este medio cómo es la tarea de anunciar día a día qué es lo que va a suceder con el tiempo. Los argentinos cada vez más dependen de estos nuevos protagonistas de las pantallas informativas que dicen cómo verstirse y qué deparará el clima. Según el observador meteorológico, pronosticar el clima "es divertido"."Yo salgo escena sabiendo que lo que voy a decir le interesa a todos. Me pasó en otros lugares que yo trabajaba más segmentadamente. En Rock & Pop, lo hacía para un segmento de jóvenes rockeros. Lo bueno de la meteorología es que es universal, interesante y a mí me divierte", explicó. Uno de los peligros que corren los meteorólogos, y que sucede bastante a menudo, es no acertar con el pronóstico. En esos casos, Angeli sabe qué es lo que tiene que hacer: "Si el pifie es muy grande no salgo, me encanuto". "Si es muy grande me siento mal. Dos veces al año estadísticamente pasa. Nunca me dijeron nada malo en la calle, pero sí me dijeron: 'Che loco, al final está lloviendo', o algo así. La gente te lo marca", agregó y aclaró: "Con el tiempo aprendés a ser medio zorro. Igual la meteorología es como un escenario de posibilidades. No tenés la necesidad de jugarte, porque la meteorología son probabilidades, posibilidades de que pase algo". Por otra parte, Angeli habló de la responsabilidad social de la meteorología y su repercusión en la ciudadanía. "No se puede decir nada de acá a una semana. El verano ha tenido implicancias en temas sociales como por ejemplo los cortes de luz. Entonces el tema calor deriva en subtemas donde nadie se va a querer meter. Hoy, anunciar una ola de calor no es lo mismo que el año pasado. A nosotros nos ha pasado en el canal en un momento de decir: 'Bueno, basta de alerta roja' porque no ayuda en nada. A veces predisponés a la gente innecesariamente a un escenario que tal vez no va a pasar". Por último, el meteorólogo dio su opinión de por qué a los argentinos les importa tanto el clima: "Sinceramente no sé, pero si dos personas no tienen nada que hablar hablan del clima. Me parece que es porque es algo completamente cotidiano, que es parte de nuestra vida. Cada respiración y cada paso que damos está condicionado por el tiempo. Es algo universal, nos implica a todos. Y, en una charla, dos personas no pueden pelearse por el clima. Pueden hacerlo por política, religión o fútbol, pero no por el clima. Debe ser eso"

Fuente: INFOnews


El cambio climático: entre lo apocalíptico y la negación


¿Es posible comprender los cambios climáticos en Argentina separado del contexto global? El impacto ambiental contemporáneo en el planeta mostró claros indicios de que la mudanza del clima no sólo parece haber llegado para quedarse, sino también para acentuarse.

Miguel Grinberg, escritor, poeta y periodista especializado en medio ambiente, explicó a INFOnews que resulta imposible hablar sobre el calentamiento terrestre sin colocarlo estrictamente dentro del contexto global. “Durante los últimos veinte años, el tema climático se ha impregnado de interpretaciones varias, entre lo apocalíptico y la negación. Desde la órbita científica, preanuncian catástrofes cada vez más graves y responsabilizan a la emisión industrial de gases carbónicos. Sin embargo, desde el ámbito político-empresarial, son escépticos y atribuyen los actuales fenómenos atmosféricos a ciclos naturales de nuestro planeta.
Un grupo de jovenes se refresca con una manguera en Avda San Juan ,para porder soportar la altas temperaturas.
La gente se refresca con una manguera en Av. San Juan


El especialista agregó que, en ese contexto, el gobierno de Estados Unidos emitió una “orden ejecutiva” el 1º de noviembre de 2013, resaltando la prioridad política de preparar a su país para los impactos del cambio climático. “Estableció la creación de un Consejo Nacional de Preparación y Resiliencia (que significa la capacidad de anticipar, prepararse y adaptarse a condiciones cambiantes, y resistir, responder y recuperarse velozmente de los desequilibrios padecidos) para el Clima y el documento respectivo fue publicado en la página oficial de la Casa Blanca. La red satelital de la NASA aportó los estudios atmosféricos que fundamentaron la iniciativa, encuadrada en el marco de las medidas de seguridad nacional”.
  
INFOnews:¿Las grandes ciudades del mundo están al tanto de todo esto y están tomando medidas al respecto?
Miguel Grinberg: Sí, algunas lo están haciendo. Las agencias espaciales europeas manejan probablemente más información atmosférica que los países en vías de desarrollo. No es casual que el Municipio de Londres –ante un eventual ascenso del nivel del mar– haya determinado el éxodo de toda la infraestructura informática del gobierno británico y del sistema bancario a la ciudad de Birmingham, situada a 165 km de distancia y  con una altitud media de 140 metros. Asimismo, los edificios de la capital están mudando las calderas de calefacción a los pisos superiores, así como los medidores de los servicios públicos, habitualmente anidados en los sótanos.
Temporales violentos en Santa Fe, con inundaciones.
Temporales violentos en Santa Fe, con inundaciones.



In: ¿Cuál es el papel que están jugando los medios en el tema del cambio climático?
MG: La polémica mediática sobre la existencia o no de cambios climáticos peligrosos ha tenido diferentes adherentes y detractores. Recientemente, el diario londinense The Guardian, dio a conocer un estudio del sociólogo Robert Brulle, en el cual se expone una lista de 91 grupos conservadores de presión que niegan la existencia de tales fenómenos. Numerosos billonarios ligados a la industria petrolera y carbonífera, al comercio de combustibles, al transporte, refinerías y otras actividades industriales emisoras de gases carbónicos, habrían aportado mil millones de dólares anuales para descalificar el concepto de “cambio climático” en los medios de comunicación masiva. Entretanto, la prensa mundial no cesa de informar acerca de olas de calor, olas de frío, tifones, tornados, inundaciones, sequías, erosión, desertificación, acidificación de los mares, deshielo de glaciares y polos, y demás episodios espectaculares de destrucción por parte de las energías de la naturaleza.
La sequía en el Chaco que generó mortandad de animales en varias localidades del interior provincial.
La sequía en el Chaco que generó mortandad de animales


In: Cabe resaltar que todo este tema trae consigo una larga cadena de infecundos debates al respecto. El cambio climático comenzó a resonar como un problema mundial en 1992, en el seno de las Naciones Unidas, durante la Cumbre de la Tierra celebrada ese año en Río de Janeiro (Brasil), también conocida como ECO 92. 
MG: Exactamente. En esos días se caratulaba al problema como Efecto Invernadero, o sea, emisión masiva de gases carbónicos (o CO2) que a nivel mundial sumaban en la atmósfera 287 partes por millón (ppm). Aquella conferencia desembocó en la firma de un Convenio Marco sobre Cambio Climático, donde los países ricos se comprometían a reducir sus emisiones. No sucedió. En mayo de 2013, según registros de la Organización Meteorológica Mundial, el índice superó la marca de 400 ppm, Hoy, para funcionar a todo vapor, en nuestro planeta se queman diariamente 90 millones de barriles de petróleo.
In: ¿Tuvo algún resultado positivo aquella reunión?
MG: La ECO 92 condujo a la formación en la ONU de un Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC) que desde entonces emite periódicamente informes técnicos cada vez más sombríos. Año tras año se han venido efectuando asambleas de los países implicados por el Convenio Marco, sin que se pudiera avanzar en dirección de políticas resilientes.
Ganado muerto y campos arrasados por el fuego en Chacharamendi, La Pampa, tras una intensa ola de calor que provocó diversos incendios.
Ganado y campos arrasados por el fuego en Chacharamendi, La Pampa


Lo único que cambió fue la retórica. No se habla más sobre Efecto Invernadero, Cambio Climático o Calentamiento Global y todo se remite a consignar la existencia de “Eventos Extremos”, ante los cuales la emisión de gases pasó a segundo plano, y sólo se bocetan medidas de adaptación y mitigación de los impactos atmosféricos.
In: Y más adelante llegó el infructuoso Protocolo de Kyoto.
MG: Sí, fue 1997, y allí se logró aprobar un Protocolo para instrumentar el Convenio Marco, pero caducará en 2015 sin que haya habido consenso para revertir los temas allí puestos en foco.
In: ¿Cómo debieran interpretarse estas extremas temperaturas, según tu experiencia en el tema?
MG: Existe un segmento de climatólogos que no avalan el diagnóstico que culpa de todo el problema a la emisión de CO2, y remiten al accionar cíclico de las corrientes oceánicas llamadas como El Niño y La Niña, a la acción de las llamaradas solares, a cambios en la Jet Stream atmosférica (flujo de aire rápido y estrecho que se encuentra en las atmósferas de algunos planetas, como la Tierra, y que son aprovechadas por las empresas aéreas del mundo para volar más rápido).
Algo es real: este verano, en el hemisferio sur, las olas de calor sin precedentes castigaron y siguen castigando, tanto a la Argentina como a Australia; con temperaturas récord y grandes incendios de masas forestales. La tropicalización regional en nuestro país es más que evidente: la presencia endémica del dengue es una señal inequívoca de las tendencias reinantes. Si nos preguntamos cómo será aquí el invierno próximo, analicemos cómo fueron los veranos en el hemisferio norte el año pasado: EEUU, Europa y Rusia atravesaron olas de calor tremendas con miles de víctimas. ¿Cómo será nuestro próximo invierno? El frío récord que acaba de padecer EEUU en estos días (-50º C) podría ser un telegrama de preaviso.

El río Luján alcanzó un nivel de 4,70 metros en Luján e inundó el casco céntrico, la zona histórica de la Basílica y sectores de las localidades de Olivera y Jáuregui.
El río Luján alcanzó un nivel de 4,70 metros en Luján e inundó el casco céntrico, la zona histórica de la Basílica y sectores de las localidades de Olivera y Jáuregui.


In: ¿Cómo vislumbrás el futuro mediato e inmediato con respecto al calentamiento global?
MG: Si todo este gran problema mundial se debe a los gases de invernadero, entonces estamos en un rumbo de colisión. Porque las grandes potencias implicadas en el Protocolo de Kyoto de 1997, han aumentado  sus emisiones en un 48%. Por su parte, las potencias emergentes surgidas en los últimos años, como China e India, aspiran a promover su desarrollo industrial sin dar marcha atrás. 
In: ¿Y respecto a los problemas energéticos locales?
MG: Parte importante de nuestra energía eléctrica diaria proviene de usinas térmicas. Sólo estos puntos de referencia exigirían un debate nacional, no sólo sobre medidas prioritarias de adaptación, mitigación y resiliencia, sino también sobre un modelo de desarrollo que no ponga en peligro a las generaciones futuras. No es un terreno exclusivo de los funcionarios públicos, sino un desafío a los medios de comunicación, al sector industrial privado, a las universidades, a las entidades sindicales, a los sectores productores de alimentos y a la sociedad civil. Ni más ni menos.

El Dique de La Quebrada, demuestra la gran sequía que sufre la provincia.
El Dique de La Quebrada, demuestra la gran sequía que sufre la provincia.
 Fuente: INFOnews