viernes, 28 de febrero de 2014

Morfogénesis fluvial

Un río de ambiente frío, está próximo a cortar el espacio que separa a dos de sus meandros, merced a la erosión que se produce en el lado exterior de los respectivos meandros, donde la velocidad del agua es máxima. En ambos casos esa erosión ha desarraigado los árboles que se observan dentro del agua. Mientras tanto puede observarse como en la parte interior de ambos meandros, donde la velocidad de la corriente es mínima, se depositan los sedimentos sobre la orilla. Sobre los sedimentos más recientes no existe vegetación; la vegetación va colonizando paulatinamente los sedimentos más viejos. Puede verse que los árboles que comienzan a colonizar estos sedimentos, son de menor altura que los árboles del resto del bosque, debido a su menor antigüedad. La vegetación de coníferas del bosque es compatible con la vegetación característica de la taiga. El color del agua probablemente se debe a gran cantidad de sedimentos en suspensión, por deshielos en las nacientes del río. Ese color suele ser típico de los sedimentos arrastrados en suspensión en ambientes fríos. Cuando ambos meandros se unan, el río abandonará la gran curva entre los meandros, la que quedará como un lago en media luna ("oxbow".) Puede agregarse que si este río desagua en un cuerpo de agua tranquilo, como un lago o un fiordo, seguramente el depósito de sus sedimentos anuales formará una ritmita, o depósito de varves.

Fotografía de Cameron Davidson, compartida a través de Geologia Depressão
 Fuente: Ciencia Hoy