lunes, 28 de julio de 2014

Ermita de Santa Justa en Cantabria, España

La ermita fue construida dentro de la caverna que se formó en un pliegue anticlinal, por erosión de su núcleo. La energía del Cantábrico está a la vista, modelando sin pausa el litoral. Sobre la charnela del pliegue existe una pequeña construcción de piedras que según la página “Tesoros Históricos de Cantabria”, podría ser un nido de ametralladoras de la Guerra Civil Española.
El 12 de noviembre de 2010 se anunció su declaración como Bien de Interés Local con categoría de inmueble. De carácter semirupestre, sólo posee dos paredes de piedra de mampostería, además de la cubierta de teja de una sola agua, todo ello unido al acantilado.
La edificación actual data del siglo XVI, consagrada gracias a unas reliquias de Santa Justa y Rufina. Con el tiempo se convirtió en un foco de peregrinación en la región, uno de los primeros del litoral cantábrico.