viernes, 3 de octubre de 2014

Putin firma la ley para crear la Unión Económica Euroasiática

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha anunciado la firma de la ley sobre la ratificación del acuerdo para el establecimiento de la Unión Económica Euroasiática, que compondrán Rusia, Bielorrusia y Kazajistán.

"Este es un paso importante en nuestro trabajo para alcanzar la integración con nuestros socios y aliados más cercanos", aseguró el mandatario en una reunión con miembros del Gobierno ruso, informa RIA Novosti.
El 29 de mayo Rusia, Bielorrusia y Kazajistán firmaron el tratado sobre la creación de la Unión Económica Euroasiática, que entrará en vigor el primero de enero de 2015.
El acuerdo prevé el libre flujo de mercancías, servicios, capitales y trabajadores dentro de la Unión y una política común en los sectores clave de la economía: energía, industria, agricultura y transporte. El tratado "es histórico, marca una época", insistió Putin tras la firma del documento.
"Conservamos plenamente la soberanía estatal, pero garantizamos una cooperación económica más ajustada y armonizada. Nuestra posición geográfica nos permite crear rutas logísticas no solo de importancia regional, sino también de importancia global, concentrando en ella los enormes flujos comerciales entre Europa y Asia", precisó el presidente ruso y comentó que esto es lo que garantizará a la nueva unión un desarrollo dinámico y una creciente capacidad competitiva. Adelantó que la Unión Euroasiática está negociando la creación de una zona del comercio libre con Vietnam y reforzará la cooperación económica con China. Además, podría ofrecer regímenes preferenciales de comercio a Israel y a la India.
Este jueves Putin afirmó que el número de participantes en la Unión Económica Euroasiática crecerá. Recordó que se está completando el proceso de adhesión de Armenia y que es es muy activo el diálogo con Kirguistán.

Fuente: RT

Aporte personal: interesante aunque me gustaría conocer más en profundidad los beneficios de los socios de Rusia, no sería conveniente para Armenia y Kirguistán que sea un tratado similiar al ALCA que quiso implementar Estados Unidos.