lunes, 18 de abril de 2016

El barrio alemán que genera cuatro veces más energía que la que consume

60 casas de madera construidas con materiales ecológicos en un área de 11 mil m2
En una zona de la "ciudad verde" de Friburgo se emplazó un lugar que es 100% sustentable.

El futuro se posó en Schlierberg, un barrio perteneciente a la localidad de Friburgo, en Alemania. Allí se ancló y opera. Su propósito de penetrar en el presente se debe a la urgencia por dar el ejemplo. Tomó prestado un pueblito bávaro para enseñar cómo deben los humanos utilizar y reutilizar los recursos del planeta. Recaló en este breve espacio territorial para poner en funcionamiento ejercicios sustentables, prácticas ecológicas que sorprendan. Es la historia del barrio que genera cuatro veces más energía de la que puede consumir.
Desde un tiempo a esta parte, Friburgo es considerada la capital ecológica de Alemania, la "green city" por excelencia. En 1992 recibió un premio con esta denominación tras haber promovido en 1986 un movimiento verde contra la energía solar y a favor de métodos sustentables energéticos. Desde aquella iniciativa estimula la productividad de estrategias sostenibles a través de programas de transporte y eficiencia energética. Que sea gobernada por el Partido Verde alemán desde 2002 de manera ininterrumpida la corona con la calificación de una ciudad con predominio de la cultura sustentable.


Esta decisión política tomó forma en el barrio de Schlierberg. Se trata de un proyecto diseñado por la oficina del arquitecto alemán, Rolf Disch, que promulgó la creación de un municipio capaz de generar cuatro veces más la energía que la que consume. Integró un plan de regeneración urbana para el distrito de Vauban que hasta principios de los '90 era utilizado como base militar. Allí se construyeron 60 viviendas y sobre cada una de ellas se instaló un panel solar que le entrega una capacidad de generación de electricidad de 445 kWp conectada a la red. Estos paneles fotovoltaicos están especialmente colocados en la dirección adecuada para recibir la energía solar proveniente de las 1.800 horas de sol que tienen al año. La ciudad de Friburgo integra el denominado "cinturón solar" de Alemania, siendo una de las regiones más soleadas del país.

Barrio solar de Vauban, en Friburgo.
Con semejante frecuencia solar y captación energética, la producción de electricidad solar al año supera los 420.000 kWh. De esta manera se cuadriplican los volúmenes de consumo anuales. Junto al diseño de eficiencia energética que adoptan las viviendas se consigue evitar la utilización de hasta 200 mil litros de petróleo y de emitir hasta 500 toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera en un año. Todos triunfos de la sostenibilidad al servicio de la tecnología.

Un barrio que enseña las formas para ser absolutamente autosuficiente y una referencia mundial en términos ecológicos. Viviendas de madera construidas con materiales ecológicos dentro de una extensión de 11 mil metros cuadrados, con habitantes impregnados por la cultura ambiental: la utilización de la bicicleta como transporte de cabecera y la reutilización del agua de lluvia. Incluso emprenden técnicas de disminución de la contaminación acústica y el cuidado intensivo de espacios públicos que fomenten las caminatas y la vida al aire libre.

Si la sustentabilidad se tuviera que materializar en un barrio, Schlierberg encabezaría la lista. Este recinto alemán parece ensayar una puerta hacia el futuro. Hacia donde deberían empezar a ir las grandes ciudades del mundo.

Fuente: Infobae


Capital de la ecología

Situada a proximidad de la Selva Negra, Suiza y Francia, es la ciudad alemana con más horas de sol. Ello, sumado a una constante política ecológica de los gobiernos federal y regional, hace que Friburgo posea el mayor número de instalaciones medioambientales en la Unión Europea (UE).
El Instituto para la ecología tiene aquí su sede, el Consejo Internacional para iniciativas medioambientales tiene aquí su secretariado europeo y además Friburgo cuenta con el Instituto Fraunhofer para sistemas de energía solar y es sede de la Sociedad Internacional de Energía Solar (ISES). La ciudad integra un circuito para ciclistas de unos 400 km de longitud, lo que demuestra el predominio de este medio de transporte en Friburgo.
Además, cada año se celebra en el mes de junio Intersolar, la mayor feria de la energía solar. Lo que la coloca a la cabeza en cuanto a energía solar fotovoltaica se refiere. Su término municipal tiene una superficie total de 15.306 ha, de las cuales 6.533 son de bosque.