jueves, 5 de mayo de 2016

¿Qué es una erupción piroclástica?

Una mezcla de gases volcánicos calientes, materiales sólidos calientes y aire atrapado, que se mueve a nivel del suelo y resulta de ciertos tipos de erupciones volcánicas es conocida con el nombre de flujo piroclástico, colada piroclástica, nube ardiente o corriente de densidad piroclástica.
Sobre las laderas en el entorno inmediato al cráter, se destacan fragmentos de lava incandescente. Las trayectorias luminosas en el aire, corresponden a otros fragmentos de lava incandescente en caída. Los fragmentos mayores constituirán las “bombas volcánicas”; los fragmentos intermedios forman los “lapillis” y los menores son las cenizas, que por ser los más livianos, son los que alcanzan mayores alturas y forman la columna característica que, junto con vapores, puede alcanzar miles de metros de altura y ser llevadas por el viento a miles de kilómetros de distancia. En la penumbra se observan también tres pequeños flujos piroclásticos apenas deslizándose pendiente abajo desde el cráter: uno de ellos a la derecha, casi al lado del relámpago; otro un poco a la izquierda a partir del centro de la fotografía y otro sobre la parte izquierda del cráter. Los relámpagos son producto de la enorme carga estática que se genera por la fricción de los piroclastos y gases entre sí, y es una característica de las erupciones piroclásticas.