martes, 2 de agosto de 2016

Así es Darvaza, la "puerta del infierno" en la Tierra

El pozo de Darvaza o cráter de Darvaza, también conocido como puerta al Infierno, es una antigua prospección de gas ubicada en el desierto de Karakum, cerca de la pequeña aldea de Darvaza, en Turkmenistán. El desierto, que ocupa el 70% del país o 350.000 km², es muy rico en petróleo y gas natural.
Este cráter de 69 metros de diámetro, 30 metros de profundidad y una temperatura en su interior de 400°C se creó tras un accidente en 1971 durante unas obras de prospección de gas de geólogos soviéticos, quienes vieron cómo su equipo y sus tiendas eran tragados por la tierra. En realidad, habían descubierto una cueva subterránea llena de gas natural. Temiendo que el cráter ocasionara el escape de varios gases naturales peligrosos, el equipo decidió prenderle fuego. Estimaron que se extinguiría en algunos días, sin embargo, lleva cuatro décadas incendiado. Desde entonces arde sin parar y brinda un espectáculo impresionante. Ha habido intentos fallidos por apagar el fuego.

El cráter o pozo de Darvaza es uno de los lugares más pintorescos del mundo. Situado en el desierto de Karakum, en Turkmenistán, sigue siendo una fuente de misterios. Sus habitantes suelen llamarlo 'puerta del infierno'. Descubra en esta galería por qué este fascinante lugar se ha ganado tal apelativo. Pista: no se debe solo a su impresionante aspecto exterior.









Actualmente en las alrededores del pozo de Darvaza no han quedado poblaciones humanas. En 2004 el Gobierno de Turkmenistán demolió los últimos edificios abandonados que quedaban porque nadie quería ya vivir en las proximidades de un fuego infernal.