martes, 27 de septiembre de 2016

Las fronteras más raras del mundo

Cimas de montañas, islas remotas, pasos infranqueables, enclaves y exclaves. Estas son las fronteras más curiosas del planeta. El premio es, sin dudas, para Baarle, entre Bélgica y Holanda.

¿Cuál es la frontera más alta del mundo? ¿Y la más vigilada? ¿Y aquella en la que de un lado de la línea de imaginaria es un día y del otro el día siguiente? Estas son las líneas fronterizas más raras del mundo.
Monte Everest: se sabe que es la cima más alta del mundo. Pero lo que muchos no saben es que justo por su punto más elevado pasa la frontera entre China y Nepal. Por lo tanto, el Everest es también la frontera más alta del mundo.

El Everest, punto fronterizo más alto del mundo, entre China y Nepal.
Dos Coreas: la que divide a Corea del Norte de Corea del Sur es la frontera más vigilada del mundo, celosamente controlada las 24 hs por el ejército norcoreano al Norte y por Estados Unidos en el sur. No se permite el paso a nadie, y la línea divisoria entre países está en medio de la llamada “zona desmilitarizada”, que tiene 238 km de largo por 4 de ancho.

La más vigilada, entre Corea del Norte y Corea del Sur.
Islas Diomedes: entre estas dos pequeñas islas en medio del estrecho de Bering, separadas por 3,7 km, pasa la frontera entre Rusia y Estados Unidos, pero también la línea internacional de cambio de fecha. Eso significa que mientras en una de ellas son, por ejemplo las 8 am del sábado, en la otra son las 5 am del domingo, casi un día más. Eso sí, como en Corea, desde los tiempos de la Guerra Fría tampoco se permite cruzar de un lado al otro.

De un lado Estados Unidos, del otro Rusia. En el medio, la línea de cambio de fecha.
Canadá - Estados Unidos: es la frontera más larga del mundo, con 8.893 kilómetros sumando sus sectores; 6.416 km al sur de Canadá y 2.477 entre Canadá y Alaska (que pertenece a Estados Unidos). La segunda es la de Rusia-Kazajistán, con 6.846 km, y la tercera, Argentina-Chile: 5.150 km.

Canadá y Estados Unidos sumando Alaska, comparten la frontera más larga del mundo.
Enclaves y exclaves

Aclaremos: un enclave es un “territorio o grupo humano que se encuentra inserto dentro de otro con características diferentes, especialmente de tipo político, administrativo, religioso, étnico o geográfico”. Y un exclave es “el ámbito sometido a la soberanía de un Estado en el que se permite, en virtud de un convenio internacional, la aplicación de la legislación de otro país”. O sea, un territorio de un país vecino pero rodeado por tierras de otro país.

Dos ejemplos clásicos de enclaves son los de San Marino y el Vaticano, ambos completamente rodeados por territorio italiano, y también el de Lesotho, una república independiente que está totalmente rodeada por territorio sudafricano.

Baarle: sin dudas la frontera más rara del mundo está en este pueblo, dividido entre Holanda y Bélgica. Las líneas fronterizas en Baarle van y vienen como bola sin manija; pasan por calles, casas, restaurantes y tiendas. Incluso hay casas que tienen una parte en un país y otra en otro y, según el país en el que esté la puerta de entrada, paga distintos impuestos: en Holanda o en Bélgica. La numeración de cada casa incluye el color del país correspondiente, pero hay una una casa que está justo en medio: la frontera pasa por la puerta de entrada, y tiene dos números, con las banderas de ambos países, e incluso ¡dos timbres!, uno para Bélgica y otro para Holanda. Ver para creer.

En Baarle se puede tomar un café en Holanda sentado en Bélgica.
Así las cosas, Bélgica tiene 24 exclaves en Holanda, y hay 8 enclaves de Holanda en los enclaves de Bélgica, a los que se llama metaenclaves.

Baarle, entre Holanda y Bélgica.
Egipto-Sudán: aquí existe un territorio, el triángulo de Bir Tawil, que no es reclamado por ningún país desde 1902, cuando el Reino Unido trazó una frontera distinta a la que había en 1899. Entonces se formaron dos triángulos; el de Hala'ib y el de Bir Tawil; ambos países reclaman el primero pero ninguno el segundo. Un territorio sin país.

Sin dueño. Nadie reclama el triángulo de Bir Tawil.
India-Bangladesh: en India hay 71 enclaves de Bangladesh que, a su vez, tienen tres metaencalves indios en su interior. Y en Bangladesh hay 102 enclaves indios que tienen 21 metaenclaves de Bangladesh. Y también el único meta-metaenclave del mundo, un territorio indio rodeado por Bangladesh, que a su vez está rodeado por India, y todo ello rodeado por Bangladesh.

Extremo: territorio indio rodeado de Bangladesh, rodeado de India, rodeado de Bangladesh.
Bélgica - Alemania: hay cinco enclaves alemanes en Bélgica, separados por pocos metros del territorio alemán, debido a una línea de tren que está en Alemania pero pertenece a Bélgica. Hay numerosos puentes de los que se encarga Bélgica, pero cuando una ruta pasa por debajo de uno de ellos, es territorio de Bélgica pero del que se encarga Alemania. El más pequeños de esos enclaves es el de una granja alemana totalmente rodeada de territorio belga.