domingo, 9 de abril de 2017

Más de 200 especies de animales habitan el delta del Paraná en Tigre

El dato surge de los relevamientos de biodiversidad realizados por la Fundación Azara en conjunto con el Municipio. En el último de ellos, efectuado en marzo, se registraron especímenes no detectados en los monitoreos previos de 2015 y 2016.
Los resultados obtenidos a través de los relevamientos de biodiversidad en el Delta de Tigre realizados por la Fundación Azara con el apoyo del Municipio en el marco del Observatorio Ambiental del Delta, confirmaron que son más de 200 las especies de animales que habitan en la zona de islas. Según el historial completo de monitoreos, conviven un total de 95 especies de peces, 114 de aves, ocho de anfibios, dos reptiles y seis mamíferos.
De acuerdo al informe técnico del último relevamiento, efectuado en marzo pasado, se detectaron en las islas de Tigre 56 especies de peces, 56 aves, cuatro anfibios, cinco mamíferos y una de reptil. Además, durante los estudios actuales fueron registrados tres especímenes de peces no detectadas en los monitoreos previos: el dientudo jorobado (Galeocharax humeralis), la mariposita (Characidium zebra) y el cascarudo (Hoplosternum littorale). Se trata de ejemplares que habitan la cuenca de los ríos Uruguay, Paraguay y Paraná.
Ranita nadadaora chica (Psudislimellus)
Este nuevo relevamiento forma parte de las tareas que se desarrollan en el Observatorio Ambiental del Delta de Tigre, contemplado dentro del Plan de Manejo del Delta, a partir de un convenio del Municipio de Tigre con la Fundación de Historia Natural Félix de Azara, una prestigiosa institución que realiza trabajos de investigación y conservación en todo el país.
 Los análisis destacaron también la presencia del emblemático surubí pintado (Pseudoplatystoma corruscans) en los arroyos internos de la reserva Delta Terra, parte fundamental del ecosistema para el desarrollo de un animal cada vez más inusual en el Delta bonaerense.
Otro punto a remarcar es la aparición de ejemplares de carpa (Cyprinus carpio), una variedad exótica de pez originaria del área que comprende el Mar Negro, el Mar Caspio y la región del Turquestán. Su presencia sumamente perjudicial se traduce en la perturbación del ambiente que provoca y el consecuente desplazamiento de muchas especies nativas. Desgraciadamente, los avistamientos en la primera sección de islas del Delta son cada vez más comunes; una tendencia que se observa en muchas otras partes de la cuenca del Río de la Plata.
Por otro lado, entre las aves observadas se detectaron cuatro especies sin registros en los monitoreos anteriores: el burrito colorado (Laterallus leucopyrrhus), el carpintero campestre (Colaptes campestris), la reinamora grande (Cyanocompsa brissonii) y el varillero ala amarilla (Agelasticus thilius). Fueron a su vez registradas especies típicas de los cuerpos de agua del Delta como el biguá, la garza mora y la garcita azulada.
Surubí pintado (Pseudoplatystoma corruscans)
Entre los mamíferos fueron registrados ejemplares de carpinchos (Hydrochaeris hydrochaeris), coipos (Myocastor coipus), comadrejas (Didelphis albiventris) y un murciélago (Myotis levis). El lagarto overo fue el único representante de los reptiles y la rana nadadora chica fue registrada por primera vez durante los relevamientos. Por último, se realizaron análisis preliminares para evaluar la presencia de la almeja asiática Corbicula fluminea.
Hasta principios del siglo XX hubo en el delta yaguares, que dieron su nombre al río Tigre y al partido homónimo. Han sido cazados hasta su extinción, lo mismo ha ocurrido con los yacarés, pumas, arirays, pecaríes, curiyues y aguaraguazúes.
En los lugares más apartados de la presencia humana sobreviven todavía algunos ciervos de los pantanos, especie autóctona de color pardo, con patas negras y círculos blancos alrededor de los ojos. Hay allí también carpinchos, coipos (pseudonutria), lobitos de río (una especie de nutria genuina) y algunos gatos monteses.
Hay numerosas especies de aves, como el zorzal, el biguá, el martín pescador, el benteveo, la calandria, el boyero y la pava de monte. Hubo en otros tiempos abundantes bandadas de cisnes, y papagayos pero han desaparecido.
Son bastante comunes algunos reptiles y anfibios, como culebras, diversas especies de sapos, ranas y escuerzos.
En las aguas calmas del delta encuentran refugio peces como el dorado, el surubí, el bagre, el patí, la tararira, la boga, el sábalo y la raya.
El «Pontoporia blainvillei» (delfín franciscano), del estuario del río de la Plata, ha sido citado a veces en el delta del Paraná y, con dudas, en el tramo inferior del río Paraná.