jueves, 29 de junio de 2017

Apertura migratoria: Un retrato de los nuevos canadienses

En Canadá, Mark Blinch y Todd Korol retratan a los nuevos ciudadanos en un país que prioriza la apertura con los inmigrantes.

En las ceremonias de obtención de ciudadanía en todo el país, los nuevos canadienses comenzaron un nuevo capítulo en sus vidas el mes pasado en una tierra que eligieron por su diversidad, seguridad y oportunidad.
"Hay mucha multiculturalidad aquí", dijo Flor Mejid, originaria de El Salvador, quien asistió a una ceremonia en Calgary, Alberta. "En la escuela secundaria a la que fui había estudiantes de Medio Oriente, Asia, Centroamérica, y todos se llevaron muy bien".
Mejid fue una de las 90 personas en la ceremonia, provenientes de 23 países, quienes se convirtieron en ciudadanos canadienses semanas antes de que Canadá celebre su 150 aniversario el 1 de julio.
Sajedeh Ghassemi, originario de Irán, asistió a una ceremonia en Mississauga, al oeste de Toronto. "Quiero tener un futuro mejor porque como una mujer de Oriente Medio en mi país, no puedo hacer muchas cosas", dijo.
"A diferencia de lo que ocurre en E.E.U.U., las puertas de Canadá permanecen abiertas"

Mientras los Estados Unidos, bajo la presidencia deDonald Trump, se vuelve cada vez más cerrado -con una prohibición pendiente a los visitantes de varios países de mayoría musulmana y una represión de las violaciones de la inmigración- las puertas de Canadá permanecen abiertas.
Después de que Trump emitiera una orden de prohibición de viajar en enero, el primer ministro canadiense Justin Trudeau twitteó que su país acoge con satisfacción a los que huyen de toda guerra y persecución.
Desde enero, cerca de 3.500 solicitantes de asilo han entrado ilegalmente en Canadá desde Estados Unidos. En junio, Canadá lanzó una visa de tránsito rápido para trabajadores altamente calificados, buscando aprovechar el ambiente más duro de inmigración de Estados Unidos.
"Canadá recibirá unos 300.000 nuevos residentes permanentes en 2017", dijo un portavoz del departamento federal de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá en un comunicado.
"Las admisiones planificadas para los refugiados censados en 2017 son 25.000 ... La inmigración continúa desempeñando un papel clave en contribuir al bienestar de Canadá, a nuestra prosperidad económica."
Durante la ceremonia de Calgary, el juez de ciudadanía Joe Woodward dijo a los nuevos canadienses sus responsabilidades de contribuir a la sociedad y "mantener a Canadá vivo".
"Cuando te conviertes en parte de Canadá, Canadá se convierte en una parte de ti", dijo.
Yosra Boudhrioua, originaria de Túnez, no hablaba inglés con fluidez cuando llegó a Canadá en 2012. Pero cinco años más tarde, cuando asistió a la ceremonia de Calgary, estaba completando un título para convertirse en maestra.
"No te molesta", dijo sobre el sistema de inmigración de Canadá, que ofrece clases gratuitas de idiomas. Siempre estás despierto si tienes la pasión.







Fuente: La Nación